Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Opinión - 29/4/19 - 12:00 AM

Y los puentes ¿para cuándo?

Qué ironía, que cuando necesitan el voto, cruzan todos los puentes que encuentran, pero cuando ya han sido electos y están en la Asamblea, entonces quieren construir puentes para evitar a la gente.

Urge prestarle atención a aquellos pueblos necesitados de tan importantes puentes para su adaptación y comunicación. Foto: EFE.

El pasado año se produjo un revuelo cuando los diputados solicitaron la construcción de un puente en el edificio de la Asamblea Nacional.

Los comentarios, a través de los medios de comunicación, indicaban que los diputados buscaban tener cierta privacidad, es decir, una salida discreta quizás para evitar a los medios.

En ese momento, se dijo que su construcción costaría aproximadamente $84 mil.

¿Cuántos puentes se habrían hecho en el interior y en otros lugares que así lo ameritan con esa cantidad de dinero?

Hay mucha dureza en las decisiones que afectan a los pueblos.

Podemos ver en las noticias que urge prestarle atención a aquellos pueblos necesitados de tan importantes puentes para su adaptación y comunicación.

VEA TAMBIÉN: Resucitó de veras

Vemos niños que arriesgan sus vidas, agricultores que no pueden sacar su cosecha por la falta de transporte, enfermos sin poder viajar a los centros de salud y muchas otras situaciones que se pueden solucionar con un poco de interés por parte de las autoridades.

¿Cuántas personas han muerto por la falta de nuevos puentes?

Muchos de los puentes que quedan ya brindaron su mejor servicio, algunos hechos a base de troncos viejos, deteriorados por el agua y el sol, sin recibir mantenimiento, puentes de metal viejos, oxidados e igualmente sin mantenimiento.

¿Cuántas personas han pasado a la eternidad por usar alguno de estos puentes?

VEA TAMBIÉN: Aprendiendo turismo

Niños, adultos, ancianos y las autoridades actúan como si no hubiera pasado nada.

Una nación donde se habla de millones y millones de dólares, pero hay miseria en muchos lugares que están completamente olvidados.

No obstante, cuando se acerca la época de elecciones, los candidatos actúan como si no hubiera puente viejo, ni riesgo alguno porque van a todo lugar sin pensarlo dos veces, atravesando puentes de todo tipo.

Qué ironía, que cuando necesitan el voto, cruzan todos los puentes que encuentran, pero cuando ya han sido electos y están en la Asamblea, entonces quieren construir puentes para evitar a la gente.

Oficinista jubilada.