Opinión - 07/2/19 - 12:00 AM

El papa y Venezuela

Entre los excesos de la derecha no falta el desprecio hacia el papa Francisco, a quien conocí cuando era arzobispo primado de Argentina, y al que no defenderé, pero sí me parece necesario señalar que algunos ataques son muy irresponsables.

ETIQUETAS: Crisis | Nicolás Maduro | Venezuela | Papa Francisco
Alejandro A. Tagliavini* | [email protected], |

Para cuantificar la devastación lograda por el chavismo, digamos que el PBI de EE.UU., durante los cuatro años de la Gran Depresión, cayó 29%; el de España, durante toda la guerra civil que ganó Franco, bajó 35% y el de Venezuela, solo desde 2016, descendió un 65%.

La situación es demasiado grave como para tomárselo a la ligera. Pero muchos están reaccionando visceralmente. La extrema izquierda, por odio a Trump y lo que representa, justifica al chavismo. Y la derecha se va en excesos como pretender una invasión militar, lo que resultaría en un remedio peor que la enfermedad.

VEA TAMBIÉN Continente en llamas

Entre los excesos de la derecha no falta el desprecio hacia el papa Francisco, a quien conocí cuando era arzobispo primado de Argentina, y al que no defenderé, pero sí me parece necesario señalar que algunos ataques son muy irresponsables.

Por caso, "El cinismo del papa Francisco", escribió Rubén Amón, en "El País" de Madrid, con un grado de inexactitud alarmante. Dice que el papa, en su momento, recibió a Cristina Kirchner con calidez contrastando fuertemente con la frialdad demostrada hacia Mauricio Macri, no lo sé. Pero luego Amón afirma algo ridículo como que "La diferencia de trato tanto explica el rechazo al auge liberal de los Gobiernos de América Latina como presupone la tutela implícita al régimen de Maduro".

VEA TAMBIÉN La seguridad social y la inequidad de género

Incluir a Macri en un "auge liberal" demuestra que el autor no realizó la más mínima investigación, ya que su gobierno es casi tan estatista -y casi tan populista- como el de los Kirchner, solo que es de derecha y de modales más elegantes. Hasta Evo Morales está realizando una política más "pro mercado libre" que Macri.

En Bolivia, la presión fiscal ronda el 26% del PBI (en Argentina, el 33%), la inflación acumulada en 2018 fue de 1.51% (con Macri, 47.6%), bajó el desempleo hasta el mínimo histórico de 4.2% (cuando en el país Del Plata crece) y las tasas de interés son muy inferiores a las de Argentina. Además de que Bolivia tiene acceso al crédito internacional a tasas razonables -no así Macri- recibe inversión extranjera directa creciente -116% más en 2017 que en 2016- y en Argentina cae.

Así, Bolivia está entre los de mayor expansión de la región. Cerró 2018 con un crecimiento del PBI de 4.7%, habiéndose expandido un 78% en el período 2006-2017 logrando bajar la pobreza del 59.9% al 36.4%, casi el nivel al que llegará Argentina en 2019 cuando PBI haya caído más de 2% desde que asumió Macri.

"Las únicas reflexiones pontificias respecto a la crisis se restringen al prevalecimiento de la paz", escribe Amón. Increíble que no considere a la paz el tema más importante, casi excluyente. "Yo apoyo a todo el pueblo venezolano Me asusta el derramamiento de sangre" ha dicho el papa, quien, a pesar de su fallido intento anterior, mediaría si las partes se lo piden.

Entretanto, muchos se han olvidado del viaje papal a los Emiratos Árabes Unidos. Ya es un hito el solo hecho de ser la primera visita, en la historia, de un pontífice a la península arábiga que se caracteriza por el fanatismo y la represión de sus pueblos y -como consecuencia- excelente caldo de cultivo para reacciones violentas como el terrorismo. Y allí Francisco aseguró: "La libertad no se limita solo a la de culto, sino que ve en el otro a un verdadero hermano, un hijo de mi propia humanidad que Dios deja libre y que, por tanto, ninguna institución humana puede forzar".

*Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California. www.alejandrotagliavini.com

Empieza y termina el día informado.

Regístrate para recibir nuestro Boletín del día.