Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Mundo - 15/6/19 - 02:00 PM

Madre lesbiana decapitó a su hijo después de amputarle el pene, porque quería que fuera niña

Ambas mujeres, la madre y su pareja, seguidoras del movimiento feminista, vivían de las respectivas manutenciones de los niños porque sus ingresos no eran suficientes, Rosana era peluquera y Kacyla artesana.

Los hechos ocurrieron el pasado 31 de mayo en Brasil, cuando la pareja acordó asesinar al menor con un cuchillo.
  • Redacción de Mundo

La madre, Rosana Cândido, de 27 años,  y su pareja Kacyla Pessoa, de 28, apuñalaron al menos doce veces  a su hijo de 9, mientras el pequeño dormía, publica el portal Infobae.

Según la información compartida por el portal O Tempo, el sangriento asesinato se llevó a cabo la madrugada del sábado 1° de junio y habría estado también implicada su compañera y pareja actual bajo la condición de cómplice.

De acuerdo a los reportes, Rhuan Maycon era un pequeño de 9 años que vivía con su madre, Rosana Auri da Silva Cândido, de 27 años, y su pareja sentimenta, Kacyla Priscyla Santiago Damasceno Pessoa, de 28 años.

Ambas mujeres, seguidoras del movimiento feminista, vivían de las respectivas manutenciones de los niños porque sus ingresos no eran suficientes, Rosana era peluquera y Kacyla artesana.

Mes a mes, religiosamente los padres depositaban los montos solicitados a pesar de que ni los veían, las veces que pudieron hacerlo fue con la supervisión estricta de Rosana y Kacyla, ambas se aprovechaban de las leyes brasileras a favor de las mujeres.

Poco a poco, a los familiares se les hizo imposible seguirle la pista ya que, sus madres al perder la custodia hace 5 años, se dedicaron a cambiar frecuentemente de domicilio, burlando a las personas que les ofrecían alquiler, porque nunca pagaban. De este modo los niños ya casi no iban a la escuela.

Rhuan no era aceptado por la pareja de lesbianas, el único motivo que había para ello es que era varón, pronto se escuchaba a la pareja hablar de dos niñas.

Esto trajo como consecuencia que Rhuan fuera mutilado a sus 7 años. Su pene fue cortado para simular una vulva mediante un procedimiento casero que ambas mujeres le practicaron con la guía de un video en Internet. Con el tiempo las heridas sanaron, el niño usaba vestidos y el cabello largo.

Los hechos ocurrieron el pasado 31 de mayo en Brasil, cuando la pareja acordó asesinar al menor con un cuchillo.

De acuerdo a las autoridades brasileñas, hace un año Rhuan fue sometido a una cirugía por su madre y su novia, quienes le mutilaron el miembro, pues pretendían rebautizarla como una niña, vistiéndolo de mujer y dejándole el cabello largo, asegura la publicación de Infobae.

Ante el rechazo del menor, las mujeres lo mantuvieron en cautiverio severo y acabaron con su vida el mes pasado cuando lo acuchillaron en varias ocasiones.

Para guardar evidencias, las homicidas del menor intentaron carbonizar el cuerpo, pero el exceso de humo las delató, por lo que desistieron y descuartizaron el cadáver, y lo pusieron en varias maletas que trataron de sacar de manera sigilosa.

Luego de que los vecinos alertaran a las autoridades, las amantes confesaron a los policías la masacre cometida contra el menor.

Se dice que las mujeres les dijeron a los investigadores que usaron herramientas rudimentarias porque querían que Rhuan fuera una niña.

VEA TAMBIÉN Rescatan en una mina de Chile a un obrero vivo, a otro muerto y buscan al tercero

Cândida describía al pequeño como una carga y un obstáculo para su relación con Pessoa. Además, fuentes locales señalan que la madre sentía odio y no amor por su hijo, quien le recordaba a su padre que al parecer la maltrataba.

Luego del homicidio, el progenitor de Rhuan confesó a las autoridades que Cândida huyó con el niño hace cinco años, cuando perdió la custodia.

Los medios locales reportaron que la pareja de lesbianas también criaban a la hija de Kacyla Pryscila, que se encuentra en el Consejo Tutelar.

Las autoridades sospechan que los dos niños vivían en una "cárcel privada", pues ninguno de los dos, Rhuan y la menor, frecuentaban la escuela, y raramente eran vistos por los vecinos de la pareja.