Sociedad - 04/12/18 - 12:00 AM

Mala planificación pasa factura con inundaciones en áreas residenciales

Los moradores están pasando problemas de inundaciones de aguas servidas y el hundimiento de la barriada en distintos puntos, pero ellos deben seguir pagando puntualmente sus hipotecas.

Así quedó Plaza Valencia, residencial ubicado en Panamá Norte, durante el fin de semana. Foto: Cortesía
ETIQUETAS: IDAAN | MOP

Un problema de planificación de obras y mantenimiento a las tuberías del Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan) y del Ministerio de Obras Públicas (MOP) tiene penando a una decena de familias en el residencial Plaza Valencia en Panamá Norte.

Un problema que para los residentes del área se inició desde diciembre del año pasado, cuando, según uniforme del Ministerio de Obras Públicas, algunos daños en el cajón pluvial trajeron como consecuencia la rotura de las tuberías de aguas servidas y pluviales y dañó dos casas.

Ese fue el inicio del fin para el residencial ubicado en el corregimiento Ernesto Córdoba, de Panamá Norte, cuyos residentes vieron durante el pasado fin de semana cómo sus casas quedaban sumergidas bajo el agua tras un fuerte aguacero.

No solamente contribuyó a la inundación el agua que caía del cielo, sino aquella que salía de las tuberías que están bajo las casas, lo que provocó indignación entre los residentes que se sienten estafados y molestos con las autoridades y la promotora del proyecto que no se ha acercado a los residentes para explicar lo sucedido.

La molestia de unas 22 familias se da después de que el Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) rindiera un informe preliminar, en el cual su director nacional, José Donderis, explicó que tienen "un sistema de drenaje obstruido y colapsado, lo que genera que el agua retorne a las viviendas alcanzando hasta los ocho pies".

VEA TAMBIÉN: Productores nacionales se pintan otra vez de guerra

Además, el viceministro del MOP, Erich Velásquez, explicó que están trabajando en encontrar la obstrucción de la tubería de aguas negras, pero es difícil, ya que hay casas por todas partes y la tubería está a más de 12 metros de profundidad.

Por otra parte, José Donderis explicó que se mantiene en investigación si realmente durante la construcción de la barriada se conectaron las tuberías de aguas negras con la del drenaje pluvial, lo cual ha provocado el colapso y la inundación en la barriada.

Algunos residentes aducen que sus viviendas están construidas sobre una quebrada y por eso el agua que provocó los daños salía de la calle demostrando, según ellos, la falta de orden y planificación que se dio cuando se construyó la barriada.

VEA TAMBIÉN: Bancos y financieras podrán incluir pago de impuesto de inmueble en letra de préstamos

Tras el desbordamiento de aguas servidas, el Sinaproc recomendó realizar una limpieza y desinfectar las casas para evitar epidemias.

Ahora existe el temor que este evento se repita tanto en Plaza Valencia como en las barriadas aledañas, ya que se desconoce si los alcantarillados están conectados y los daños se pueden extender.

Mientras, se desconoce el alcance del daño por las tuberías obstruidas y el colapso del sistema de alcantarillados en un área que sigue creciendo en vivienda y población.

Claves

Cifras: Durante el último hecho registrado en la barriada, se estima que hubo 45 adultos, 13 menores, 3 lactantes residentes en 22 viviendas afectadas por las inundaciones en un área residencial.

Alivio: No se reportó ninguna pérdida de vida en las inundaciones registradas el pasado fin de semana, después de un aguacero que no tuvo una duración superior a los 30 minutos, según relataron los moradores del área.

Preocupación: Los residentes no saben cuál será su futuro en la barriada, ya que la promotora no se ha acercado y desconocen qué es lo que pasa debajo de sus casas y si la próxima vez la inundación podría ser peor.