Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Provincias - 05/4/19 - 09:30 AM

Sacerdote capturado en Paso Canoas por violación aseguró que venía a una cita médica en Chiriquí

Sobre el cura pesa una denuncia por abuso sexual contra un menor de edad por lo que se registró su detención cuando las autoridades de Costa Rica realizaban un control migratorio y se percatan de una alerta que había sobre él.

Autoridades de la iglesia católica aseguraron que en los próximos días emitirán una amonestación en contra el cura, ya que debió informar sobre su salida y no lo hizo.
  • Mayra Madrid

El sacerdote Jorge Arturo Morales Salazar quien fue aprehendido el  21 de marzo en Paso Canoas, de naciolidad costarricense, fue llevado ante un juez de garantías  en Costa Rica donde se impuso como medida cautelar tres meses de detención preventiva, por el delito de abuso sexual,  pese a que la defensa del imputado alegó que el padre tenía  como destino la provincia de Chiriquí para una cita médica.

La audiencia se realizó en el Juzgado Penal del I Circuito Judicial de San José, en la que el juez impuso la medida de prisión y envió su traslado al centro penal de la capital de este país.

Sobre el cura pesa una denuncia penal por el delito de abuso sexual contra un menor de edad por lo que se registró su detención cuando las autoridades de Costa Rica realizaban un control migratorio y se percatan de una alerta sobre el cura.

Alejandra Araya,  representante legal del sacerdote niega que Morales estuviera tratando de salir del país para no volver y afirma que tenía una cita médica en la ciudad de David, donde le atenderían una falla renal grado 5 que padece.

Él no tenía ningún impedimento para salir del país y en virtud de ello se traslada a Panamá a la provincia de Chiriquí a efecto de realizarse dos exámenes nucleares, ser atendido por el nefrólogo y regresar el lunes (25 de marzo), comentó Araya.

El día de la detención, en la Curia Metropolitana confirmaron que el sacerdote tenía la obligación de notificar su salida a lo que la abogada respondió: Existe la situación de que si usted va a salir en menos de una semana no debe avisarlo, es lo que se me informa, puntualizó.

El padre Jorge Morales es investigado por presuntamente abusar de un menor de edad, cuando tenía entre los 17 y 19 años, entre los años de 2009 y 2011 en el templo del Perpetuo Socorro en Sabana Sur y en la Clínica Católica en Costa Rica.

Al cura en los últimos meses lo relegaron de algunos servicios sacerdotales y se encuentra en un convento de monjas, donde únicamente podía oficiar misa para las religiosas y no al público particular.

Autoridades de la iglesia católica aseguraron que en los próximos días emitirán una amonestación en contra el cura, ya que debió informar sobre su salida y no lo hizo.