Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Opinión - 07/7/19 - 12:00 AM

Una disciplina que no puede ser ignorada

Las Relaciones Públicas buscan establecer la mejor imagen corporativa y deben ser ejercidas por un profesional titular idóneo, con dominio de todos los aspectos relacionados a esta.

El profesional de las Relaciones Públicas desarrolla acciones y estrategias de comunicación y suma como aliada a la tecnología. Foto: EFE.

Es imperativa la necesidad de que las Relaciones Públicas se terminen de situar como la profesión que lidere la gestión de la comunicación a nivel gubernamental, así como el éxito se logra con su ejercicio en las empresas privadas a través de profesionales interdisciplinarios, que por ley y, en su mayoría, debieran ser nacionales e idóneos titulados como tal, dirigidos por relacionistas públicos con pleno liderazgo, mando y jurisdicción.

Un profesional idóneo de las Relaciones Públicas conoce el poder de la comunicación para persuadir y lograr comprensión en el desarrollo de las actividades de una institución.

Si no se logra sumar comprensión y asociación con los públicos para una cultura organizacional sana y cónsona con los objetivos de la institución, se puede manifestar la llamada "crisis" que deja sin mayor efecto el trabajo de la Publicidad, Periodismo, Mercadeo Social, Marketing, Redes Sociales, etcétera, los cuales son los brazos de apoyo estratégico de las Relaciones Públicas.

Se tiene claro que más que informar, se trata de formar, integrar, persuadir, construir asociación.

VEA TAMBIÉN: Corrupción: propuesta básica para su erradicación

Las Relaciones Públicas no es igual a Periodismo.

Por el contrario, esta profesión suma "un conjunto de acciones de comunicación estratégica, coordinadas y sostenidas a lo largo del tiempo", con la finalidad de fortalecer los vínculos con diferentes sectores del público interno, intermedio y externo, para lograr fidelidad y apoyo de estos, para el éxito institucional.

Existen momentos complejos para las organizaciones que pueden afectar su imagen corporativa.

El relacionista público, aparte de explicar las labores, trabajos y actividades institucionales, desarrolla acciones y estrategias de comunicación que contribuyan a evidenciar relaciones afectivas y efectivas entre los directivos, público interno, intermedio y externo.

Para esto, el relacionista público redacta información en forma de noticia, revistas, folletos, mensajes para las redes sociales, dirige la elaboración de videos, diseños gráficos, asesora la vocería, eventos corporativos, protocolo, vestimenta, decoración, dirigiendo la comunicación de forma integral.

Las Relaciones Públicas buscan establecer la mejor imagen corporativa, según los objetivos de la institución.

De allí que no pueden ser ignoradas y deben ser ejercidas por el profesional titular idóneo, con dominio de todos los aspectos relacionados a esta.

VEA TAMBIÉN: Todos tenemos hambre

Con el nuevo quinquenio de Gobierno en Panamá, es oportuno destacar el rol de las Relaciones Públicas dentro del momento actual, donde la tecnología se suma a la comunicación estratégica.

Con frecuencia, los Gobiernos desarrollan su actividad sin identificar realmente cuáles son sus proyectos y programas de alto impacto.

Los logros suelen pasar desapercibidos en la mucha información y poco sentido de estrategia.

En resumen, podemos decir que las Relaciones Públicas son fundamentales en el éxito de las instituciones, al comunicar a la sociedad, de manera efectiva, sus acciones y resultados, para que haya buena opinión acerca del Gobierno.

Magíster