nytimesinternationalweekly - 31/7/2020 - 06:00 AM

Lo que esté haciendo Tailandia, funciona

A pesar de un influjo de visitantes a principios de año de países duramente golpeados por el coronavirus, Tailandia ha registrado menos de 3 mil 300 casos y alrededor de 60 defunciones. A mediados de julio, el país llevaba dos meses sin casos de transmisión local.

Alumnos en la Primaria Sawasdee Wittaya aprenden sobre el lavado de manos tras la reapertura de escuelas este mes. Foto / Adam Dean para The New York Times.
  • Hannah Beech

BANGKOK — Nadie sabe por qué Tailandia ha salido bien librada. ¿Es el distanciamiento social integrado en la cultura tailandesa —saludar a otros con un wai, un gesto tipo oración, en lugar de un abrazo— lo que ha evitado la transmisión desmedida del coronavirus allí? ¿Acaso la adopción temprana de cubrebocas en Tailandia, combinado con un fuerte sistema de salud, mitigó el impacto del virus? ¿Fue el estilo al aire libre de muchos tailandeses, o su baja tasa de males preexistentes?

¿Acaso hay un componente genético por el que los sistemas inmunes de los tailandeses y otros en la región del río Mekong sean más resistentes al coronavirus?

VEA TAMBIÉN: Turistas rehúyen pese a la reapertura

Versión impresa

A pesar de un influjo de visitantes a principios de año de países duramente golpeados por el coronavirus, Tailandia ha registrado menos de 3 mil 300 casos y alrededor de 60 defunciones. A mediados de julio, el país llevaba dos meses sin casos de transmisión local.

La baja tasa de contagios de Tailandia parece ser compartida por otros países en la cuenca del río Mekong. Vietnam ha registrado unos tres meses sin transmisión comunitaria. Myanmar ha confirmado 336 casos del virus, Camboya, 166 y Laos, sólo 19.

“No creo que sea sólo cuestión de inmunidad o genética”, dijo Taweesin Visanuyothin, vocero del Ministerio de Salud Pública de Tailandia. “Tiene que ver con la cultura. Los tailandeses no tenemos contacto físico cuando nos saludamos”.

Y añadió que otros en la región del Mekong se saludan de manera similar.

VEA TAMBIÉN: ¿Qué país saldrá victorioso en un mundo pospandemia?

En enero, Tailandia confirmó el primer caso de coronavirus fuera de China —en un turista de Wuhan. Otra ola de contagios fue desatada por gente de Japón, Europa y Estados Unidos. Pero tras un confinamiento en marzo, disminuyeron las transmisiones. Todos los casos recientes han sido entre personas que llegaron del extranjero.

Wiput Phoolcharoen, un experto en salud pública en la Universidad Chulalongkorn, en Bangkok, quien investiga un brote del virus en el sur de Tailandia, señaló que más del 90 por ciento de quienes dieron positivo eran asintomáticos, más alto de lo normal.

En abril, Tailandia prohibió casi todos los vuelos entrantes. Los turistas dejaron de llegar a Bangkok, alguna vez la ciudad más visitada del mundo. Los funcionarios tailandeses estiman que más del 60 por ciento de los negocios de hospitalidad podría cerrar.

Más de 8 millones de tailandeses, en una población de 70 millones de habitantes, podrían perder su empleo o sus ingresos en el 2020, ha reportado el Banco Mundial.

VEA TAMBIÉN: Llevaron el virus a las tierras tribales de Brasil

Sin embargo, está volviendo un sentido de normalidad. Las escuelas han reabierto, con los niños usando cubrebocas. Se ha permitido el regreso gradual de turistas. Pero con los nuevos arribos viene el riesgo. A mediados de julio, un piloto del Ejército egipcio dio positivo a coronavirus, luego de que violó la cuarentena y visitó centros comerciales en un pueblo costero tailandés.

“Con la enfermedad aún al acecho, tenemos que mantener levantada la guardia”, afirmó Taweesin.

Compra rápido, fácil y seguro