Has completado el acceso a las 10 notas permitidas por mes calendario, si no tienes una cuenta te invitamos a crearla para que sigas disfrutando del contenido ilimitado de nuestra red de portales informativos.

Te recordamos, no tiene costo.
  • Crear cuenta
Epasa
×
Has leído de 10 notas
permitidas de este mes.
Registrate
y accede al contenido ilimitado de nuestros sitios,
sin costo alguno.
Siguiente: Elaboran informe
Tema del Día - 05/6/18 - 12:00 AM

Pacientes crónicos, en peligro permanente

Las autoridades administrativas de la CSS deben tomar medidas drásticas para poder solucionar los problemas graves de estos pacientes, dijo Pineda.

Amett Pérez | [email protected] | @PanamaAmerica

La falta de medicamentos y el recurrente desabastecimiento en las instituciones de salud pública pone en peligro a los pacientes de enfermedades crónicas y degenerativas.

Con la noticia de la llegada de un grupo de medicamentos y reactivos puede resultar para estos pacientes un "bálsamo temporal" por la experiencia de que luego, al poco tiempo, vuelve a quedar desabastecida.

Enma Pinzón de Torres, vicepresidenta de los pacientes de enfermedades crónicas y degenerativas, dijo que en los últimos tres años para acá el abastecimiento de los medicamentos no ha sido masivo.

"Nos traen medicamentos por un momento y luego desaparecen nuevamente, por tanto, no hemos tenido una medicación continua como debe ser", explicó Pinzón de Torres.

Señaló que en la Caja de Seguro Social han estado trabajando con licitaciones de precio único desde el 2015, por lo que ya es hora de que hagan un llamado a nuevas licitaciones, porque son las que aseguran mayor continuidad de los tratamientos para los pacientes.

Para la dirigente, quien es paciente de artritis, con una licitación por dos años no se va a garantizar que se cuente con medicamentos por buen tiempo.

Reveló que la falta de medicamentos está afectado a poco más de 20 mil pacientes con enfermedades crónicas en todo el país, de los cuales 10 mil son pacientes de artritis, por lo que es necesario pruebas de laboratorio. Los médicos deben hacer exámenes cada tres meses para saber cómo están el hígado y los riñones del paciente.

No obstante, considera que hay una luz en el túnel con la llegada de algunos reactivos, los cuales se utilizan para hacer los exámenes que son necesarios para que los atiendan, y a los que van a cirugías.

Enfatizó que cuando no hay reactivos, los pacientes se ven obligados a ir a clínicas privadas para que les hagan los exámenes de laboratorio y llevar los resultados en las citas.

Pacientes renales

En tanto, Alexander Pineda, presidente de la Asociación Nacional de Pacientes y Familiares de Insuficiencia Renal Crónica (Anpafirc), indicó que el desabastecimiento sigue afectando en gran manera a los pacientes crónicos.

Argumentó que un día al mes llegan embarques de medicamentos, pero no es algo continuo en la administración de la Caja de Seguro Social (CSS).

"Hay abastecimiento para cada dos o tres meses, luego hay que esperar tres o cuatro meses para que llegue un nuevo embarque. Eso hace que el paciente se mantenga desprotegido. No es más que un proceso de la mala organización administrativa para adquirir los medicamentos", dijo.

Pineda hace un llamado al director general de la CSS, Alfredo Martiz, para que entienda que la falta de medicamentos está poniendo en riesgo la vida de todos los pacientes.

Aseveró que los anteriores directores tenían los mismos problemas, pero ellos resolvían con mucha mejor premura de lo que se está haciendo hoy día.

"No hay pruebas de PTH ni Urea en el Complejo de la Caja de Seguro Social", expresó Pineda.

Reciben medicamentos

La Caja de Seguro Social informó de la llegada de los siguientes medicamentos: Filgrastim de 300 mg, 30 mil ampollas de Clindamicina, 2,000 de Eritropoyetina, Teicoplanina de 400 mg, 4,300 bolsas de Sodio Cloruro de 0.9%, 23,592 ampollas de Gentamicina Sulfato de 40 mg, 160 ampollas de Oligoelementos, 30 mil ampollas de Dimenhidrinato de 10 mg, 169 viales de Hidrocortisona Succinato y 31 mil tabletas de Darunavir de 600 mg.

Cifras
20 mil pacientes crónicos están siendo   afectados con la falta de medicamentos en la CSS.
2,500 pacientes renales crónicos en esta institución  consumen arriba de doce  medicamentos.