Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Opinión - 03/2/19 - 12:00 AM

Legislar como si se estuviera en oposición

El título de hoy se desprende de una de tantas frases célebres de un político criollo que pasó a la historia como el "Caballero de la política".

Hoy día los gobiernos funcionan sin oposición.

Los políticos que adversan a las administraciones de turno -incluyendo a los diputados- han cambiado la dinámica de las funciones para las que fueron elegidos, creando un gran daño al ordenamiento y funcionamiento de la gestión pública y al ya endeble proceso democrático, al no darse la fiscalización ni rendición de cuenta a tiempo, de las acciones de los funcionarios, traicionando sus propias promesas de campaña y principios de gobernanza.

El título de hoy se desprende de una de tantas frases célebres de un político criollo que pasó a la historia como el "Caballero de la política".

Se refería a los políticos que de manera apresurada en las postrimerías de sus estadías en el poder, se temían por la suerte y estabilidad laboral de sus cuadros (parientes) y demás membresías enquistadas en los mejores puestos públicos, quienes representaban la sostenibilidad de sus partidos políticos y la discreción de sus acciones, las que a la postre, se podrían convertir en denuncias judiciales o pases de facturas con ribetes de persecución.

VEA TAMBIÉN: Los uniformados son el pilar de este gobierno

De estas tramoyas surgían los pactos de no agresión.

"No te molesto ahora, para que no me torpedees cuando vuelva", dada la alternancia del poder cada cinco años.

Hoy se vive casi lo mismo.

En el modernismo legislativo se habla de Pactos de Gobernabilidad, (muchas veces compuesto por minorías o el transfuguismo).

"Cuanto hay para mí".

Nadie piensa en el bienestar del pueblo, incluso ni en el partido político al que pertenecen.

El Estado financia casi todos los gastos de campaña y lo que falte se consigue a través de donaciones y coima de los empresarios.

Los países que se encaminan a erradicar la corrupción están superando la pobreza y sus parlamentos en atención a los partidos políticos y la presión de los grupos organizados, aceptan toda iniciativa legislativa o popular, dirigida a salvaguardar los intereses sociales, en especial la consecución e implementación de los servicios básicos en los estratos populares más vulnerables, con el propósito de mejorar su calidad de vida.

De este comportamiento sociopolítico surge el fortalecimiento de los procesos democráticos y la convivencia con equidad.

Nuestro sistema político, igual que el poder económico, todavía sigue en manos de unas cuantas familias oligarcas y un par de pillos que se han enriquecido con los últimos gobiernos.

No hay alternativas con la actual oferta política.

VEA TAMBIÉN: Las peculiares cuentas de las candidaturas por la libre postulación

La partidocracia y los mal llamados independientes, compuesta por dirigentes quemados, sin la mínima pizca de autoridad moral, y la izquierda, otrora promotora de políticas y conquistas sociales, dado el nivel académico de sus líderes, hoy en manos de una izquierda politiquera y mediocre, tampoco levanta cabeza como propuesta política.

Para muestra, los gobiernos ñángaras de países vecinos como Venezuela, Nicaragua, Cuba y Bolivia, entre otros.

De nuestros líderes políticos que legislaban pensando en el bienestar del pueblo, solo queda el recuerdo de sus nombres y apodos como tributo: "El mejor presidente de Panamá, El presidente de la dignidad, El caballero de la política".

Hubo uno que cuando murió, sus amigos hicieron una colecta para pagar el funeral.

Igualito que hoy.

Otros han sido objeto de burlas y desprecio, tal es el caso de: "El muñeco que pasea", en referencia a uno que viajó hasta de vicio.

Otro solía parrandear en el extranjero y en una de esas rumbas, cuando volvió le habían dado un golpe de Estado.

Muchos otros "entran pobres y salen millonarios" en mención a los que acumulan fortuna y aparecen en los 'hit parade' de ricos y famosos.

Para bien o para mal, esta ha sido la suerte que hemos tenido con nuestros políticos, muy pocos legislan pensando en el bienestar social y como si se estuviera en oposición.

Administrador Público y Docente.