Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Nación - 26/4/17 - 09:00 AM

Solicitan con urgencia ley para la mala praxis en salud

La mala praxis en el sistema de salud panameño sigue siendo motivo de preocupación entre la población, sobre todo de aquellos que les ha tocado vivirlo.

Foto/Ilustrativa
  • Redacción/Panamá América

La mala praxis en el sistema de salud panameño sigue siendo motivo de preocupación entre la población, sobre todo de aquellos que les ha tocado vivirlo.

El movimiento de la Cinta Chocolate, un grupo que surgió para hacer consciencia de las consecuencias que genera la irresponsabilidad de algunos médicos negligentes, ha lanzado una petición en línea para que se apruebe con urgencia una ley para abordar la mala praxis en el país.

Específicamente piden que se apruebe el anteproyecto de ley que promueve la humanización de los servicios de salud, prevención y sanción de la mala praxis en salud, una iniciativa presentada en noviembre del año pasado por el diputado, Javier Ortega.

 

"Aprobar esta ley de salud es urgente, y por esto hoy está consignada su necesidad en dos grandes Agendas Nacionales: la Agenda de Prioridades del Pacto de Estado por la Justicia (punto 27) y la Agenda ciudadana de Panamá que da seguimiento a la Cumbre de Presidentes y al Foro de Sociedad civil de la OEA (Mesa de Salud)", detallan en la petición.

 

Image and video hosting by TinyPic

Así mismo creen que es vital mejorarlo mediante el diálogo democrático y ético de todos los sectores involucrados. 

 

"Le solicitamos Señor Diputado Soto, y por su intermedio a sus colegas Diputados, que prohíjen y den curso a este Anteproyecto de ley, pues el mismo llena un vacío institucional, da coherencia y fortaleza a las normas vigentes; previene el delito de mala praxis en salud y retoma la bioética en el servicio profesional; promueve el trato humanizado y alerta sobre la comercialización de la salud", solicitaron.

 

De igual forma, buscan el acceso igualitario a la justicia entre los responsables institucionales, operadores de la salud y los (as) pacientes.