Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Mundo - 05/1/19 - 11:15 AM

Un total de 270 contenedores cayeron desde un barco panameño, tres llevaban material peligroso

Al menos una bolsa de 25kg de peróxido en polvo fue divisada en las costas afectadas lo que generó que gurdacostas alemanes y holandeses emitieran una alerta a la población.

Los objetos que estos transportaban se empezaron a acumular en cinco islas, incluida Terschelling, en Holanda.
  • Redacción de Mundo

Un total de 270 contenedores, entre ellos tres que contenían sustancias peligrosas calleron al mar desde el barco MSC Zoe, registrado en Panamá, con un potencial de carga de 19.000 contenedores y que es considerado el más grande de Europa.

Al menos una bolsa de 25kg de peróxido en polvo fue divisada en las costas afectadas lo que generó que gurdacostas alemanes y holandeses emitieran una alerta a la población para que se mantuviera alejada de los contenedores.

Una tormenta con fuertes vientos golpeó la enorme nave lo que ocasionó el percanse cuyo costo aún no ha sido cunatificado.

A las playas de la costa norta de Holanda llegaron inusuales objetos como : juguetes, zapatos, bolsas, cojines, sillas, televisores, una gran cantidad de escombros y hasta productos químicos.

Los objetos que estos transportaban se empezaron a acumular en cinco islas, incluida Terschelling, en Holanda.

VEA TAMBIÉN Chile: Atentado de ecoterroristas deja cinco heridos y amenazas de nuevas explosiones

La genta ha visto llegar grandes cajas que encallaban en la costa y varias barcas se han acercado para ver qué era. Habían visto las noticias, sabían del barco y los contenedores, así que se han lanzado hacia allí y se han llevado lo que encontraban, ha descrito la situación un vecino de Vlieland a la cadena de televisión holandesa RTL Nieuws, información que replica el diario ABC.

La guarda costera de Holanda ha explicado que acudió a tiempo para salvar parte de la mercancía a las inmediaciones de isla alemana de Borkum, desde donde han flotado a la deriva empujados por el viento hasta territorio holandés. También hay constancia de que otros contenedores han llegado cerca de las también holandesas Ameland y Schiermonnikoog, publica el ABC.