Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Judicial - 22/10/18 - 06:15 PM

Ministerio Público investiga al escolta del padre David Cosca

Los abogados de Valentín Calderón aseguraron que están investigando al escolta del padre David Cosca y que el mismo fue asignado por el presidente Juan Carlos Varela.

Ministerio Público investiga al escolta del padre David Cosca, según los abogados de Valentín Calderón. Foto: Panamá América.

Los abogados de Valentín Calderón, el presunto testigo en el crimen de Eduardo Calderón, donde se menciona al padre David Cosca, proporcionaron un dato que no se conocía.

Durante una rueda de prensa, realizada al medio día de este lunes, Marco Manjarrez y Sarai Blaisdell, aseguraron que el chofer asignado por el presidente Juan Carlos Varela a David Cosca, también está siendo investigado.

A pesar de que se ha entrevistado a más de 40 personas, para tratar de esclarecer la muerte de Eduardo Calderón, ocurrida el 7 de julio en el hotel El Panamá, tanto Blaisdell como Manjarrez son los únicos que hablan.

Según la jurista Sarai Blaisdell, el Ministerio Público ordenó la incautación de datos del celular del hombre que fue asignado como guardaespaldas y chofer del párroco. Ese escolta presuntamente pertenece al Servicio Nacional Aeronaval (Senan).

No obstante, aseguró que ella ni Manjarrez están en capacidad para decir el nombre de la persona a la que supuestamente le están revisando los mensajes, llamadas y chats desde el departamento de informática del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Foreneses (Imelcf).

El pasado 2 de octubre, tras la realización de una audiencia del caso, en el Sistema Penal Acusatorio (SPA), Manjarrez mencionó por primera vez lo del escolta de David Cosca.

"Pregúntenle al presidente Varela por qué le tenía escoltas asignados al padre Cosca", dijo en aquella ocasión.

Manjarrez también habló de la Santa Sede y la prensa internacional. Advirtió que llegarán hasta lo último ya que, según él, se está tratando de encubrir a "un becerro de oro", frase que repiten cada vez que se les cuestiona sobre el caso.

"Si esta malenatería que se está orquestadndo... si esto no para ya, nosotros nos vamos a asegurar de que el asunto llegue a las mismas autoridades del Vaticano y a la prensa internacional", advirtió el jurista.

 

 

Tras la muerte del joven Eduardo Calderón, el Ministerio Público inició las investigaciones. Hasta la fecha solo hay un detenido: Hidadi Santos Saavedra.

Saavedra y el hoy occiso estuvieron en la habitación número 47 del hotel El Panamá el día del hecho fatal.

Esa pieza fue pagada y separada por el padre David Cosca. También trascendió que las autoridades encontraron sangre en varias prendas de vestir ubicadas en la residencia del cura.

Sin embargo, no se han ofrecido los resultados de esas pruebas y tampoco se conoce si esas ropas pertenecen al religioso.

Se ha mencionado también, que en la habitación 48, se habían hospedado unas monjas, pero que los administradores del hotel El Panamá declararon que no hubo huéspedes ni el 6 ni el 7 de julio, aunque los propios empleados tenían conocimiento que sí fueron alquiladas por "unas religiosas".

Manjarrez ha denunciado que en el expediente pudo observar que los propietarios declararon, que las cámaras del pasillo donde cayó el cuerpo de Valentín Calderón, estaban defectuosas. Hasta la fecha, el único imputado en este extraño proceso, no ha declarado.