Has completado el acceso a las 10 notas permitidas por mes calendario, si no tienes una cuenta te invitamos a crearla para que sigas disfrutando del contenido ilimitado de nuestra red de portales informativos.

Te recordamos, no tiene costo.
  • Crear cuenta
Epasa
×
Has leído de 10 notas
permitidas de este mes.
Registrate
y accede al contenido ilimitado de nuestros sitios,
sin costo alguno.
Interesante - 24/1/18 - 05:15 AM

Hallan peces ‘caminantes’ en Australia

El hábitat de la segunda colonia de pez se reduce a un espacio de 50 por 20 metros debido a que este en lugar de nadar camina por el piso marino.

ETIQUETAS: Peces | mar | estudio |

EFE

Hace unos días un grupo de investigadores identificaron una población de unos 20 a 40 ejemplares del pez de manos rojasThymichthys politus en la bahía Frederick Henry, según un comunicado de la Universidad de Tasmania.

Un nuevo grupo, que también constaría de entre unos 20 a 40 ejemplares, habita a varios kilómetros en una área reducida cuya ubicación los investigadores decidieron no revelar hasta que se discuta el plan de conservación.

El hábitat de esta segunda colonia de pez se reduce a un espacio de 50 por 20 metros debido a que este en lugar de nadar camina por el piso marino.

El hallazgo tuvo lugar la semana pasada durante los trabajos de una encuesta sobre la vida en los arrecifes que realiza el Instituto Marino de Estudios Antárticos (IMAS, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Tasmania, después de que un particular avistara los peces.

VEA TAMBIÉN: El Sol está perdiendo masa, según estudio publicado en 'Nature Communications'

Descubrir a esta segunda población supone un gran alivio porque duplica el número de ejemplares que creemos que quedan en el planeta, dijo el científico de IMAS, Rick Stuart-Smith.

El investigador destacó que el nuevo hábitat es distinto al de la primera población, lo que haría que el pez no sea completamente dependiente de las condiciones locales.

Hallar una nueva población que es diferente a la existente es emocionante. Supone que existe una piscina genética más grande y que potencialmente podemos encontrar otra población, aseguró la técnica del IMAS Antonia Cooper.

Estos peces rojizos, que miden de 6 a 13.5 centímetros de largo, fueron avistados por primera vez en el siglo XIX cerca de Port Arthur, en Tasmania, uno de los lugares del planeta que aloja especies raras y únicas en peligro.