Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Economía - 18/2/19 - 12:00 AM

Antai exige informe a la CSS de viaje pagado por contratista

En abril del 2018 se conoció que tres funcionarios de la CSS viajaron a Madrid invitados por una empresa privada para, supuestamente, adquirir experiencia en la actividad de cocina fría.

La Antai pidió al director de la CSS si tiene conocimiento de quién es Diego Catarino, dueño de la empresa Fagor, y si es cierto que esta persona firma en los actos de licitación como Diego Varela.

La Autoridad Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (Antai) giró dos solicitudes para que la Caja de Seguro Social (CSS) le rinda un informe sobre el viaje que pagó uno de los subcontratistas de la Ciudad de la Salud a cinco de sus funcionarios de esta institución encargada de la obra.

En abril del año pasado se conoció que tres funcionarios de la CSS viajaron hasta Madrid, España, invitados por una empresa privada para, supuestamente, adquirir experiencia en el funcionamiento de cocina fría.

Los funcionarios fueron Lourdes Pérez (coordinadora del proyecto Ciudad de la Salud), Israel González (director ejecutivo nacional de Infraestructura) y Humberto Martínez (asesor de la Dirección Ejecutiva de Infraestructura y Servicios de Apoyo); todos viajaron con gastos pagos por uno de los subcontratistas del proyecto.

El hecho fue denunciado en ese entonces por el abogado Francisco Zappi, sin resultados hasta el momento.

VEA TAMBIÉN: Bancos locales no aprueban préstamos ni tarjetas de crédito a trabajadores de casinos

La primera solicitud de la Antai fue girada el pasado 14 de noviembre, en la que le pide al director de la CSS, Julio García Valarini, que presente un informe de si fue la empresa Fagor la que realizó los pagos del viaje a Madrid, así como todos los otros gastos, entre ellos alimentación y hospedaje, o si por el contrario, fue la institución la que pagó los viajes de estos tres funcionarios claves en la ejecución de la Ciudad de la Salud.

La Antai pidió al director de la CSS si tiene conocimiento de quién es Diego Catarino, dueño de la empresa Fagor, y si es cierto que esta persona firma en los actos de licitación como Diego Varela, tal como denunció el abogado Zappi.

La Antai también exigió que se le muestre en qué parte del pliego del cargo de la ciudad hospitalaria se establece que el contratista puede pagar viajes, alimentación y hospedaje, cuando el funcionario es parte del equipo encargado de fiscalizar y de realizar la inspección de las obras.

VEA TAMBIÉN: Cámara de Comercio avala designación de nuevo administrador del Canal

Sin embargo, el pasado 7 de enero la Antai tuvo que volver a insistir al director de la CSS para que presente un informe sobre si existe algún tipo de investigación penal o administrativa.

También exige una explicación sobre si Pérez Molina ocupa una posición en la CSS de donde podría influir en las decisiones encaminadas a la contratación de las empresas que participan en la instalación y equipamientos del nuevo sistema de cocina de la Ciudad de la Salud.

Fuentes oficiales sostiene que por el momento el director de la CSS no ha respondido a los cuestionarios de la Antai.

VEA TAMBIÉN: Gobierno pagará décimo tercer mes el 22 de febrero

En agosto del año pasado, el entonces director de la CSS, Alfredo Martiz, reconoció que al menos tres funcionarios encargados de fiscalizar el proyecto  Ciudad de la Salud viajaron a España pagados por empresas relacionadas con el desarrollo de esta obra.

Lo que desconoció o confunde a Martiz es cuáles fueron las empresas que pagaron el cuestionado viaje en medio de la adjudicación de dos contratos importantes del proyecto, la construcción de la lavandería y la cocina de la ciudad hospitalaria.

Dato

Explicaciones

Antai preguntó al director de la CSS si tiene conocimiento de quién es Diego Catarino, dueño de la empresa Fagor, y si es cierto que esta persona firma en los actos de licitación como Diego Varela, tal como denunció el abogado Francisco Zappi. En agosto  2018, el exdirector Alfredo Martiz reconoció que al menos tres funcionarios viajaron a España pagados por empresas relacionadas con el desarrollo de esta obra.