Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Variedades - 23/4/19 - 12:00 AM

No pagarán en el museo

Esto ocurrirá gracias a gracias a una subvención proporcionada por la fundación George Lucas Family Foundation.

El director norteamericano George Lucas. EFE/Archivo
  • Los Ángeles
  •   /  
  • EFE
  •   /  
  • @PanamaAmerica

Este fin de semana dieron una muy buena noticia para los pequeños amantes del arte.

¿Cuál? Los menores de edad no tendrán que pagar entrada al Museo de la Academia de Hollywood, cuya inauguración está prevista para finales de este año en Los Ángeles (EE.UU.), gracias a una subvención proporcionada por la fundación George Lucas Family Foundation.

El director del museo, Kerry Brougher, informó en un comunicado que la institución usará esta generosa aportación del famoso creador de "Star Wars" para que nadie con 17 años o más joven tenga que abonar el ticket para visitar sus instalaciones.

 

VER TAMBIÉN: Segundo capítulo de 'Juego de Tronos': La calma antes de la tormenta

 

"En el Museo de la Academia, estamos comprometidos con ayudar a educar a nuestros visitantes más jóvenes: los niños y adolescentes que serán la próxima generación de cineastas, guionistas y artistas visuales", afirmó Brougher.

"Estamos profundamente agradecidos a la George Lucas Family Foundation por entender nuestra misión tan bien y hacer posible que podamos renunciar a la entrada para nuestro público más joven, de manera que puedan contactar con nuestras exposiciones y programas que nutrirán su creatividad y les animarán a contar sus propias historias", añadió.

El Museo de la Academia de Hollywood, con 28 mil metros cuadrados y que se ubicará en el cruce de Fairfax Avenue y Wilshire Boulevard de Los Ángeles, contará con una vasta muestra permanente dedicada a la historia y evolución del cine, además de exposiciones temporales sobre personalidades o temáticas específicas de la gran pantalla.

 

VER TAMBIÉN: Los 'robots' aparcacoches