Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Variedades - 09/2/20 - 12:00 AM

Meghan y Harry están felices lejos de la realeza británica

Comparó su vida con la que podría tener su hijo lejos de los reflectores.

Harry y Meghan cambiaron su estilo de vida.

Luego del escándalo que lo rodeó por renunciar a la realeza, polémica que aún los persigue, el príncipe Harry dice que no se arrepiente de esta decisión.

El príncipe Harry y su esposa Meghan Markle, comentaron sobre sus nuevas vidas en su primer evento público, en el sur de la Florida, tras retirarse de sus funciones a tiempo completo en la realeza británica, se lee en People.

Sin embargo, el hijo de Lady Di aceptó que aunque no ha sido una decisión fácil, lo único que quiere es velar por el bienestar de su familia: Meghan y su hijo Archie.

Una fuente le aseguró a New York Post: "No se arrepiente de su decisión de dejar su cargo porque quiere proteger a su familia".

VEA TAMBIÉN: La consentida de la reina

Supuestamente, Harry ha hecho una comparación de su vida con la que podría tener su pequeño Archie lejos de los reflectores. También hizo referencia en el profundo impacto que ha tenido la muerte de su madre, la princesa Diana, en su vida.

Según la misma fuente el príncipe no quiere que Meghan y su hijo Archie pasen por lo que él pasó cuando niño.

VEA TAMBIÉN: Habla sobre su lucha con las drogas

"Harry habló sobre salud mental y cómo es que él ha tenido que tomar terapia en los últimos años para tratar de superar el trauma de haber perdido a su mamá", dijo la fuente.

Incluso Harry hizo mención de cómo algunas situaciones de su niñez lo han afectado, por lo que ha tenido que pedir ayuda profesional, reitera.

Pero, su esposa Meghan Markle también dio algunas palabras durante el evento.

Ella se dirigió a la audiencia y habló cándidamente sobre el amor que siente hacia su esposo.

Aparentemente, la pareja viajó de Canadá al sur de la Florida para asistir al evento y se hospedó en la mansión de la tenista Serena Williams, en Palm Beach, según algunos medios internacionales.


"No se arrepiente de su decisión de dejar su cargo porque quiere proteger a su familia", una fuente le aseguró al "New York Post".