Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Variedades - 19/2/19 - 02:15 PM

Geraldine Bazán revela detalles de la infidelidad de Gabriel Soto

la prueba oficial con la que se dio cuenta de la relación extramarital que mantenía su ahora exesposo, fue una foto que se tomó Irina Baeva en su casa donde aparece la maleta de Gabriel Soto.

No quiere que Irina Baeva este cerca de sus hijas.

Decidida a romper con el silencio y compartir su verdad, la actriz Geraldine Bazán, compartió un video en el que expuso toda la situación de infidelidad que se sucitó  entre su ex esposo Gabriel Soto y su ahora novia Irina Baeva. 

De acuerdo con la actriz quien publicó un video en su canal de YouTube, ella comenzó a sospechar de ambos cuando saludó a Irina Baeva en una obra de teatro y notó por parte de la rusa una especie de rechazo, por lo que decidió encarar a Gabriel Soto en ese momento para preguntarle si tenía algo que ver con la joven, aunque él se lo negó.

VEA TAMBIÉN: Piden apoyo para Festival de la memoria

A pesar de esto la gota que derramó el vaso en la relación fue cuando se comenzó a especular que Gabriel Soto era el padre del bebé que tuvo la actriz Marjorie de Sousa, por lo que Geraldine le pidió que se fuera de su casa por un tiempo.

Aunque su intuición de mujer ya le daba señales de que algo pasaba entre los actores,  la prueba oficial con la que se dio cuenta de la relación extramarital que mantenía su ahora exesposo, fue una foto que se tomó Irina Baeva en su casa donde aparece la maleta de Gabriel Soto, por lo que Geraldine Bazán se divorció ese mismo día.

 

 

 

 


Ver esta publicación en Instagram

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 (@irinabaeva) el

 

VEA TAMBIÉN:  Relación sana con la familia política

En el video también acusó a irina Baeva de hacerle ciberbulling con toda esta situación. 

Ante esto los seguidores no dudaron en llenar el perfil de Irina Baeva y Gabriel Soto en Instagram con insultos y comentarios despectivos, por lo que la rusa tuvo que inhabilitar los comentarios en las primeras fotos, aún así los ataques continuaron.