Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Variedades - 14/4/19 - 12:00 AM

Cuidado testicular

La mayoría de los casos de cáncer en los testículos se presenta en pacientes entre los 15 a 20 años.

Los hombres deben cuidar sus órganos sexuales.

En los últimos reportes del Instituto Oncológico Nacional se ha registrado un aumento del 0.5% a un 0.7% en el diagnóstico de casos de cáncer testicular, entre el 2012 y 2017.

No obstante, "pueden haber casos de pacientes mal diagnosticados y que no se envían al oncológico", explica la especialista en urología, Claudia González del Centro Médico Paitilla.

Este tipo de tumores es común en gente joven, la mayor incidencia se presenta a los 30 años. Por tratase de jóvenes suelen sentir pena de informar cualquier irregularidad, "todavía se mantiene cierto tabú", en especial en aquellos que no se les ha educado sobre el tema, dice.

 

VER TAMBIÉN: Priyanka Chopra habla con orgullo de su esposo

 

Además, incentiva a que "todos los hombres tienen que conocer sus testículos, si no las tocas no te das cuenta", apunta.

Procedimiento

Cuando un hombre note algo diferente, debe asistir a un centro médico, "el tumor testicular lo consideramos una urgencia, este es un paciente que se opera la misma noche que llega al hospital", señala.

Siempre que un paciente tenga algo que le esté molestando en el testículo o presente dolor debe ir de inmediato a un cuarto de urgencia, "se le tiene que practicar un ultrasonido, no se pueden ir para la casa, pensando que es una inflamación insignificante", reitera.

 

VER TAMBIÉN: Taller de ilustración científica

 

Como todos los otros tipos de cáncer, el testicular se constituye de un grupo de células que crecen de forma descontrolada, cerca del 90% se origina en las células germinales, que son las que producen los nuevos espermatozoides.

Riesgo

Los factores de riesgo no están muy claros todavía y es poco probable que tenga componentes hereditarios. Sin embargo, los pacientes con algún testículo que no ha descendido al escroto presentan mayores probabilidades. Pacientes con el síndrome de Klinefelter o infértiles, también deben estar atentos, explica Carlos Bruggiati, urólogo con subespecialización en uro-oncología.

 

VER TAMBIÉN: Festival celebrará los 500 de Panamá

 

Autoexamen

Pocos son los hombres que dedican tiempo para realizarse un examen de sus testículos, incluso se ha registrado que los casos detectados han sido gracias a sus parejas. Por esto, el doctor sugiere cada tres meses autoexaminarse para saber si todo está bien.

Este autoexamen, consiste en "palparse el testículo con la yema de los dedos, apretando con el dedo medio, el índice y pulgar, en búsqueda de alguna masa dura. Debe verificar los bordes, consistencia, si produce dolor y, sobre todo, comparar un testículo con otro, principalmente en su forma y su textura", detalla Bruggiati.

 

VER TAMBIÉN: Ira al volante

 

Destaca que el paciente puede tener una vida sexual activa luego de la enfermedad, ya que un solo testículo es suficiente para producir la cantidad de hormonas necesarias.

"A través de la educación es necesario romper el tabú del autoexamen, pues esta condición es fácilmente detectable y con grandes posibilidades de curación", concluye.