Gracias por ser parte de nuestra audienciaQueremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.Regístrate aquí¿Ya estás registrado? Inicia sesión
En Panamá la suerte de la persona se encuentra, en gran medida, marcada por su lugar de nacimiento en la estructura social.  Foto: Archivo.

Política y desigualdad

Juan Jované | [email protected] |
...un niño o niña promedio nacido hoy en Panamá solo tendrá la probabilidad de desarrollar el 53.0% de su capacidad productiva potencial... no sería una fatalidad insuperable si existiera en el país la voluntad política de revertir la situación, apoyando fundamentalmente el desarrollo integral de nuestros niños, niñas y adolescentes.
Una tragedia de millones y millones que no tiene agua potable, luz eléctrica y caminan por senderos de tierra, y cruzan ríos sin puentes, y no saben de medicinas. Foto: Archivo, Epasa.

Todos tenemos hambre

Rómulo Emiliani [email protected]
Nadie debería sufrir hambre en el mundo, cuando Dios todo lo hizo bien y hay comida para todos.
La discriminación racial y la desigualdad es una realidad en Panamá, donde esta situación limita el desarrollo y crecimiento tanto social como económico de todos los sectores del país.  Foto: AP.

Panamá, ¿país racista?

Victor Manuel Guerrero | [email protected] |
El documento Atlas de Desarrollo Humano Local Panamá 2015, señala en su informe que el 12.3% de esa población (afrodescendiente), vive en pobreza multidimensional, en condiciones de vulnerabilidad y exclusión.
Violencia también cuando de manera forzada se le arrebata al pueblo su derecho de expresar su pensamiento.  Foto: Archivo.

Hay muchas clases de violencia

Rómulo Emiliani [email protected]
La violencia como acto no tiene que ser necesariamente física para serlo. Hay violencia cuando el pueblo no puede expresar su queja, su malestar, su dolor ante tantas injusticias.
Panamá es considerado como el sexto país con peor distribución del ingreso en el mundo. Foto: Archivo.

Lo que dice y no dice el Banco Interamericano de Desarrollo

Juan Jované | [email protected] |
Mientras la institucionalidad panameña esté marcada por la presencia del Estado depredador al servicio de los sectores económica y políticamente dominantes, difícilmente se podrá avanzar hacia una sociedad equitativa, basada justicia social y sostenibilidad ambiental.

Páginas