Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Cada vez que gritamos, insultamos, ofendemos, estamos robando la paz de una familia o cualquier grupo humano.

No robes, no hagas daño

Rómulo Emiliani | [email protected] |
Cuando hablamos sin fundamento, faltos de pruebas, y afectamos la fama de una persona enlodando su nombre, estamos faltando gravemente al respeto que merecen los demás.