Has completado el acceso a las 10 notas permitidas por mes calendario, si no tienes una cuenta te invitamos a crearla para que sigas disfrutando del contenido ilimitado de nuestra red de portales informativos.

Te recordamos, no tiene costo.
  • Crear cuenta
Epasa
×
Has leído de 10 notas
permitidas de este mes.
Registrate
y accede al contenido ilimitado de nuestros sitios,
sin costo alguno.
Tema del Día - 15/4/18 - 12:00 AM

La ciudad se queda sin espacio para nuevas tumbas

Ocho cementerios públicos funcionan en la capital del país, pero su capacidad para nuevas fosas es muy limitada y programada.

Todos los días deben recorrer los senderos para asegurarse de que no haya irregularidades con el patrimonio natural. Foto: Cortesía

 

Mensualmente en Panamá se entierran alrededor de 510 personas, lo que ha provocado que desde hace varios años se registre una saturación en los cementerios públicos y cada vez sea más complicado conseguir espacio.

Diariamente se registran entre 16 y 20 entierros distribuidos entre los 8 cementerios municipales de Panamá, según datos oficiales de la Subdirección de Empresas Municipales de la Alcaldía capitalina.

"El problema de los terrenos en los cementerios es a nivel mundial. La tierra es un bien finito. Y la opción para esto es optar por la cremación", sostuvo Jacqueline Deleuze, subidrectora de Empresas Municipales.

De igual forma, Deleuze explicó que en 1963 la Iglesia católica autoriza la cremación, incluyéndola en el Código de Derecho Canónico en el año 1983, precisamente por la problemática a nivel mundial de la carencia de espacios para inhumar.

Una de las opciones para evitar la saturación por falta de espacio disponible en los cementerios es que se cumplan con las exhumaciones después de los cinco años (como indican los contratos).

Según Deleuze, al realizarse la inhumación, los restos se colocan en osarios (cajas guarda restos) y así se vuelven a utilizar estos espacios para inhumar a otros difuntos.

Otra medida para combatir el problema sería que en una sola fosa, la familia lo utilice como tumba familiar, donde se pueda depositar un cuerpo entero y 6 osarios. "Es un tema de organizar los camposantos y la utilización de sus espacios para evitar que los mismos colapsen", explicó.

Historia

A pesar de que ya no se venden parcelas en los cementerios municipales, sino que se alquilan; hay quienes tienen terrenos propios desde hace 50 años, y ellos podrían vender por medio de una notaría, pero tampoco se está haciendo.

Los terrenos propios los encuentras en los cementerios de Amador, Pueblo Nuevo, Concepción y Pacora.

Actualmente, el costo de alquiler es de $55.00 en fosa y $150 en bóveda, e incluye todo el trámite la inhumación y la tasa anual de mantenimiento de áreas comunes por los tres primeros años.

A pesar de que los costos son asequibles, se dice que hay una alta morosidad en los cementerios públicos, lo que podría contratar exhumaciones.

Curiosamente, según la propia Deleuze, la menor tasa de morosidad se da en el área de cementerios para niños.

"Porque son niños, sus madres siempre tratan de estar al día", expresó. Y es que en los ocho camposantos municipales hay un área exclusiva para niños, ya que por regulación del Ministerio de Salud (Minsa), no se pueden enterrar adultos y niños en la misma fosa.

Opción

Por la demanda de espacio, en la Alcaldía capitalina han optado por promover el cementerio de Utivé para el alquiler de terrenos.

"Tenemos espacios disponibles en los 8 cementerios municipales, pero en su mayoría son para personas que residan cerca del área", explicó Deleuze.

Futuro

Aunque la cremación podría ser la forma más eficaz de evitar el colapso de los cementerios, actualmente la comuna capital no las está realizando.

"Esperamos tener el centro de cremación de Juan Díaz funcionando antes de finales del 2018", sentenció la funcionaria de la Alcaldía capital.

08


son los camposantos que tiene la Alcaldía capitalina: Amador, Pueblo Nuevo, Juan Díaz, Concepción, Pacora, Utivé, Chilibre y Alcalde Díaz.

1963


La Iglesia católica autoriza la cremación por falta de espacios.