Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Sociedad - 15/12/18 - 12:00 AM

Salud en deuda con mejoras en hospitales y futuras instalaciones

Un hospital en San Miguelito cerrado y proyectos de nuevas instalaciones que no arrancan o avanzan es la realidad que deja el gobierno saliente en el tortuoso camino del sistema de salud pública.

El lugar donde debe construirse el nuevo Hospital del Niño es utilizado para estacionamientos. Archivo

Durante los cuatro años y medio que lleva el gobierno de Juan Carlos Varela en el poder, el Ministerio de Salud (Minsa) ha presentado problemas con el Hospital San Miguel Arcángel (HSMA) y los proyectos del nuevo Hospital del Niño Dr. José Renán Esquivel y la Ciudad de la Salud.

En el hospital y los dos proyectos, el Minsa es uno de los principales reguladores, gestores de la atención y equipamiento.

No obstante, las tres estaciones médicas, ubicadas en distintos puntos del país, presentan atrasos de consideración para la entrega de obras.

El HSMA, cerrado desde agosto de 2017, es un problema que la máxima entidad de salud le ha tirado al director médico, Rafael De Gracia, ante un nuevo atraso en la fecha de entrega para su reapertura.

Entre tanto, el nuevo Hospital del Niño trae un arrastre de 2004, afectando a miles de niños panameños que no tienen acceso a las instalaciones del Hospital de Especialidades Pediátricas de la Caja de Seguro Social (CSS).

VEA TAMBIÉN: Gobierno de Juan Carlos Varela irrespeta los derechos humanos

El problema en el atraso en la preclasificación, por recursos legales presentados por empresas que no quedaron conformes con la decisión, llevó a que la Dirección General de Contrataciones Públicas emitiera una resolución que ordena la suspensión de todo lo ejercido con anterioridad por la Comisión Evaluadora del Proyecto.

Ante dicha situación, el ministro de Salud, Miguel Mayo, se limitó a publicar en sus redes sociales que "la construcción del nuevo Hospital del Niño fue elevado a importancia de Estado en esta administración y será licitado en la misma. Un proyecto en el cual participaron los funcionarios del hospital. Más que un hospital es un complejo hospitalario", pero el Minsa no ha dado una comunicación oficial referente al tema.

Viendo más allá, una obra que el actual gobierno decidió congelar durante los primeros años fue el de la Ciudad de la Salud, misma que actualmente presenta un atraso, al punto que entraría en funciones operativas para 2022.

Hacia 2014, cuando se da el cambio de administración, el proyecto superaba el 40% de avance y para 2015 se tenía prevista la entrega de la primera fase, pero los usuarios del sistema de salud tendrán que seguir esperando.

VEA TAMBIÉN: Definir fecha de juicio a Ricardo Martinelli tomará tiempo

Tres estaciones hospitalarias de vital importancia para el desarrollo de salud del país se han estancado.

"Este gobierno solo da medidas paliativas para el pueblo, nunca una solución real", expresó Julio Rodríguez, parte de la sociedad panameña.

Tampoco se puede dejar de mencionar la nueva instalación del Instituto Oncológico Nacional (ION), proyecto que no avanza, y del cual solo se ha dado la autorización para que sea construido en las instalaciones de la Ciudad de la Salud.


Las demoras en las construcciones ha provocado el colapso en otros centros de salud y en farmacias de la Caja de Seguro Social y el Minsa.

Desde hace varios meses, hay rumores de que el Hospital de Especialidades Pediátricas será trasladado a la Ciudad de la Salud, lo que crea suspicacia entre la población asegurada.

Hasta el Patronato del Hospital del Niño salió a pedir apoyo del Gobierno para darle celeridad a los trámites y posterior construcción del hospital. Para ellos, los que realmente importan son los niños, que ya están cansados de tanta demora para un proyecto que ya tiene hasta sede para comenzar su obra.