Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Sociedad - 09/2/19 - 12:00 AM

Nuevo orden de rutas ayudaría a las Línea 1 y Línea 2 del Metro de Panamá

En el lado norte del país hay rutas alimentadoras que ayudan a la movilización de personas desde y hacia sus hogares, diariamente.

La esperanza de un mejor transporte público está puesta en la habilitación de la línea 2 y sus rutas alimentadoras. Víctor Arosemena
ETIQUETAS: Línea 1 | Línea 2 | Metro de Panamá

Los panameños probaron un poco de "las mieles del placer" de tener un sistema de transporte funcional, rápido y efectivo durante los días en que se desarrolló la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) el pasado mes en el país, pero eso ya quedó en el pasado.

Se activaron las líneas 1 y 2 (L1 y L2) del Metro de Panamá, con la capacidad total de vagones para brindar un mejor servicio; los metrobuses tenían rutas especiales y gran disponibilidad de buses, a pesar de la demanda de personas que se movieron en el país, cerca de 4 millones 311 mil personas.

Tristemente, para quienes a diario utilizan el transporte público, al tener el choque con la realidad (fin de la JMJ), el caos en las calles está peor que antes de la actividad católica y no se vislumbra una mejora hasta después de mayo, cuando se ponga nuevamente en funcionamiento la L2.

De allí en adelante, el pueblo espera que las cosas sean tan fáciles como fue moverse desde mediados hasta finales de enero.

VEA TAMBIÉN: Marcado interés por destruir la carrera política de Ricardo Martinelli

Según datos ofrecidos por el Metro de Panamá, la L2 tendrá la capacidad de movilizar por lo menos 16 mil pasajeros en horas pico, lo que mejorará la calidad de vida de los residentes del lado este de la capital, tal como sucede con la L1.

No obstante, para que el beneficio de ambas líneas se vea reflejado debe ser complementado con las rutas parciales de la Empresa de Transporte Masivo (Mi Bus).

"De nada vale mover a tantas personas hasta ciertas estaciones si cuando llegan a las zonas pagas, no tienen cómo movilizarse y quedan parados por más de media hora en las paradas esperando un transporte que les complete el recorrido", indicó Guillermo Ramírez, quien utilizó la L2 durante la semana que estuvo habilitada.

Para él, fue "genial", ya que Mi Bus le puso una ruta hacia Villa Lucre, y quedaba solo a pasos de su casa, con solo tomar una ruta alimentadora, después de haber tomado el tren de Albrook a San Miguelito y luego hacer el trasbordo a la línea 2.

VEA TAMBIÉN: Polémica por ley que regula la tenencia de perros 'potencialmente peligrosos'

Pero, ¿qué pasará en aquellos puntos en donde actualmente no hay flujos de buses de Mi Bus? Para los usuarios, la respuesta más acertada serían los piratas o los taxis.

Ante la creación de líneas alimentadoras desde las estaciones del tren, Carlos Sánchez, presidente de la junta directiva de Mi Bus, en su rendición de cuenta sobre la JMJ, dijo que con la activación de la línea 2 se colocaron nuevas rutas que ya quedarán permanentes, como la que llega al aeropuerto de Tocumen, Villa Lucre, San Antonio y demás.

Este fenómeno de inclusión de rutas que llegan y salen exclusivamente de las casetas del metro de Panamá se dio en la L1, especialmente en la estación de San Isidro.

Allí llegan rutas directas de Torrijos-Carter, Mano de Piedra, Santa Librada, El Valle y Ciudad Bolívar, que tienen como finalidad llevar y sacar personas desde la última estación de la L1.

VEA TAMBIÉN: Policía Nacional captura a uno de los más buscados por pandillerismo

"Las rutas alimentadoras son buenas, son rápidas en el recorrido, pero honestamente deben mejorar la frecuencia de los buses. A veces toca agarrar taxi porque no pasan en largo tiempo, pero cuando tenemos suerte, nos movilizamos muy rápido", explicó Andrés Rodríguez, quien reside en Torrijos-Carter.

Esto dejaría en evidencia que lo que necesita el país, no solo en las L1 y L2, es la creación de un nuevo ordenamiento de los buses por parte de Mi Bus, acompañado por el apoyo de las autoridades del Tránsito.

"Yo estoy claro que, aunque las dos líneas estén funcionando, si los buses no pasan, seguiremos gastando en taxis y piratas para movernos más rápido", declaró Ramírez.

De parte de las autoridades no se ha conocido de algún plan de movilización para la ciudad; no obstante, todas las esperanzas están puestas en la línea 2.

Pero antes de esa esperada inauguración formal, está el inicio de clases, programado para el 11 de marzo, situación que provoca más personas en las calles, buses llenos y estaciones del metro como Los Andes y San Miguelito llenas a capacidad, igual que las paradas de buses de La Gran Estación y Los Pueblos.

Por ahora, la consigna de todos los panameños es tener paciencia en la calle y salir más de una hora antes de sus hogares.