Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Sociedad - 18/7/19 - 12:00 AM

Menores, vulnerables a violaciones y secuelas de la ola de violencia

Las denuncias de abuso sexual a menores de edad han aumentado en 68%, mientras esta semana varios niños y adolescentes también han resultado heridos en balaceras entre grupos delincuenciales.

El aumento de reportes de violaciones coincide con menores involucrados también en otras situaciones de violencia. Archivo

Dos recientes reportes de violación carnal a menores de edad confirman que este deplorable delito está en aumento en Panamá. Pero, adicional, y solo en esta semana, otros sucesos también encienden las alarmas sobre los niveles de exposición de niños y adolescentes a situaciones de violencia, una realidad que exige atención urgente por parte del nuevo Gobierno.

Por ejemplo, en el sector de Nueva Libia, una bebé de solo 1 año y 8 meses fue llevada al centro de salud de Torrijos Carter, por presentar "situación anormal en sus partes íntimas", lo que motivó la intervención de Medicina Legal por sospecha de que la pequeña pudo ser abusada.

Mientras que en la provincia de Colón, una menor de 14 años habría sido abusada por un taxista, quien la interceptó cuando se dirigía a su centro escolar.

La adolescente relató que el hombre la manoseó dentro del auto y logró dormirla; cuando despertó estaba en un cuarto en el sector de Vigía, con dolor en su zona genital.

VEA TAMBIÉN Zulay Rodríguez denuncia ataques a sus familia por reformas migratorias

La menor contó lo ocurrido a sus familiares, y su madre interpuso formal denuncia, por lo que ya avanzan las investigaciones para dar con el presunto responsable.

"Estamos comenzando a percibir otra actitud por parte de los padres y madres, pues están empezando a recurrir a las autoridades para cesar este tipo de abusos", dijo la fiscal Maruquel Castroverde, miembro del equipo del Ministerio Público (MP) encargado de las denuncias de delitos sexuales.

De hecho, entre los años 2017 y 2018, las denuncias de abuso sexual a menores aumentaron en un 68%.

Lo que confirma una mayor concienciación sobre una lacra que ha estado invisibilizada, según fuentes del MP y de Unicef.

No obstante, el criminólogo Tirso Castillo explicó a Panamá América que más allá de un enfoque centrado solo en cifras, urge una mirada integral de las nuevas autoridades al drama social de inseguridad y violencia "que ha alcanzado también a nuestros muchachos".

Y citó como ejemplo reciente el asesinato de una adolescente en Arraiján, quien cursaba el último año del bachilletaro en el IPT Fernando de Lesseps.

VEA TAMBIÉN Comisión de Presupuesto de la Asamblea Nacional fue escogida a puerta cerrada

Las pruebas forenses revelaron que no hubo abuso sexual, lo que confirma que su verdugo la estranguló solo para robarle el celular, y luego la escondió entre unas piedras, en un paraje solitario, en ruta que frecuentaba para ir a casa.

Pero incluso al otro lado de la moneda, donde se ubican a menores involucrados en actos indebidos de pandillerismo, robos, hurtos y hasta trasiego de drogas, el criminólogo Castillo advierte que "siguen siendo víctimas, y no la causa del problema".

Al respecto, explica que "son víctimas de un sistema que no les presenta opciones para salir de una cultura de criminalidad".

Solo esta semana, tres menores de edad han sido baleados: un niño de solo 5 años, quien quedó en medio de un cruce de balas que le cobró la vida a un hombre de 25 años. Y otro menor de 14 años recibió 6 impactos de bala, mientras se encontraba en la vereda "El Guandú", en Santa Marta.

¡Mira lo que tiene nuestro canal de YouTube!


En el 2018 se recibieron 4,015 denuncias de delitos contra la libertad sexual e integridad, donde la víctima era un menor de edad. Lo que representa 68% más que en 2017.

La violencia sexual es mayor en las niñas, que son el 91% de las víctimas.

De las víctimas reportadas el año pasado, 1,513 fueron por casos de violación; 148 por corrupción de personas menores de edad; 15 por explotación sexual comercial y 7 por proxenetismo.

En 131 denuncias de delito de pornografía infantil (en 2018), solo se pudo establecer que 24 perjudicados eran menores de edad.