Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Sociedad - 12/8/19 - 12:00 AM

Más de 380 atenciones por fuga de gas en solo dos meses

La revisión de un PH podría llevar varios días e incluso meses, dependiendo de la cantidad de apartamentos y si se descubren irregularidades.

Las fugas de gas en los últimos años han cobrado varias vidas en Panamá, mientras el Cuerpo de Bomberos inspecciona miles de apartamentos, principalmente, en la ciudad capital.

Para el mayor Juan De Arco, subdirector de Seguridad Nacional del Cuerpo de Bomberos, la misión que tienen por delante es gigantesca, pero con el objetivo de que se cumplan de forma estricta las normas de seguridad para evitar que los accidentes sigan cobrando más vidas en el país.

Las inspecciones a los edificios o PH toman mucho tiempo y dependen de la cantidad de apartamentos que tenga cada unidad.

VEA TAMBIÉN:Pacífico y Atlántico panameño en alerta por paso de onda tropical número treinta

En promedio podrían superar los ocho meses, si se encuentran fugas o deficiencias en el sistema de tuberías que transporta el gas a los apartamentos.

De Arco aseguró que si en las inspecciones descubren que los daños superan el 30%, la recomendación inmediata es que se instale un nuevo sistema de gas al edificio y esto es lo que toma tiempo porque luego tiene que volverse a revisar.

Los bomberos utilizan aire que es enviado a presión por las tuberías principales del sistema de gas y también se hace la misma prueba en los ramales y en cada apartamento.

El aire permite determinar en que lugar están las fugas para que los propietarios y la directiva del PH procedan a hacer las reparaciones.

VEA TAMBIÉN: Proyecto de Ley que crea el Ministerio de Cultura irá a tercer debate en la Asamblea Nacional

Para De Arco, se han dado muchas instalaciones de sistema de gas comunitario por personas no idóneas lo que ha causado accidentes graves, donde se han perdido vidas.

Solo para trabajar en la ciudad capital en inspecciones a comercios, escuelas y residencias existe un equipo de 60 bomberos.

De Arco asegura, por ejemplo, que la semana pasada tenían 125 inspecciones programadas y se pudieron cumplir en su mayoría, pero es consciente del trabajo gigantesco que tienen por delante para hacer cumplir la ley.

"Lo importante para nosotros es hacer una labor preventiva. Hemos detectado muchas fugas de gas a tiempo y eso es lo que queremos para evitar desgracias", explicó.

VEA TAMBIÉN: Medida de impedimento de salida del país para Ricardo Martinelli tiene fecha de expiración

El 31 de mayo se dio una deflagración en el PH Costamare, que le costó la vida a un menor de edad y dejó grave a su hermanito y su madre. Su padre no estaba en el apartamento cuando ocurrió la tragedia que, además, afectó la estructura de cuatro edificios.

De Arco dijo que cada tres meses es necesario hacer pruebas de hermeticidad en las líneas que llevan el gas a los apartamentos en los PH.

En los dos últimos meses se intensificó el trabajo de los Camisas Roja y prueba de ellos es que atendieron en junio 231 casos y en julio 151.

VEA TAMBIÉN: Mauricio Macri reconoce su derrota en las primarias antes de conocerse el escrutinio

Esto demuestra el peligro latente en que viven los inquilinos de los edificios si las instalaciones son hechas por personas no idóneas.

Las fugas de gas pueden ser consideradas como delitos contra la seguridad colectiva y tiene en Panamá una pena de hasta 10 años de cárcel y si son culposos de hasta cinco años y las lesiones culposas entre 3 y 2 años de pena.

Casas y negocios

El peligro de las fugas de gas no solo toca a los PH, sino a las residencias que usan tanques de 25 libras, así como a los vendedores ambulantes de fondas y aquellos que se colocan en ferias y eventos festivos.

También son sometidos a rigurosas revisiones los restaurantes que utilizan tanques de gas más grandes.

Las reglas son para todos y el trabajo, aunque es pesado, está orientado, según De Arco, a la prevención y que la ciudadanía tome conciencia de la instalación y uso adecuado de esta fuente de energía.

8


meses y más podría demorar una inspección en los edificios, si se encuentran irregularidades.