Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Sociedad - 23/6/19 - 12:00 AM

Los gunas no pueden contra la fuerza del mar

En 2017 el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial dio una partida de $10 millones para construir 300 casas cerca de las islas.

Niños juegan en un muelle en la isla Gardi Sugdub del archipiélago de San Blas. Foto: EFE

Las barreras de coral que eran la protección en las islas de la Comarca Guna Yala, contra la fuerza del mar, poco a poco han ido desapareciendo, debido a los fuertes oleajes de los últimos años y ocasionando preocupación sobre una posible inundación total de las islas caribeñas.

En el primer trimestre del año pasado, se dio a conocer que los gunas serian los primeros en migrar, aseveración que en su momento fue refutada por el abogado e indígena Atencio López.

"La mudanza de otras nueve islas está en planes, discusiones y conversaciones, pero aún no tiene fecha definida", sostuvo el año pasado Atencio.

VEA TAMBIÉN Chofer de bus accidentado en Las Lajas enfrentaría hasta 10 años de cárcel

Pero casi un año y medio después la amenaza que provoca el cambio climático en las islas de los gunas sigue latente y cada vez más son más cotidianos los problemas por inundaciones.

La Comarca Guna Yala está compuesta por unas 365 islas, de las cuales solo 38 están habitadas, otras solo tienen cocos sembrados, lo que indica que la misma ya tiene un dueño Guna.

Según una publicación de EFE, la comarca indígena Guna Yala es una de las zonas más perjudicadas en Latinoamérica por el aumento del nivel de los océanos, una consecuencia directa del calentamiento global y del deshielo de los glaciales.

Según datos de un mareógrafo situado en San Cristóbal, una localidad cercana, el agua en esta parte del Caribe ha subido cerca de 30 centímetros en el último medio siglo, once centímetros más que la media mundial.

VEA TAMBIÉN José Luis Fábrega: Si no se continúan las obras, sería botar el dinero

"Antes apenas entraba el mar, pasaba solo unos días al año, pero ahora cualquier lluvia nos afecta porque nos estamos hundiendo. No hace falta ser científico para notarlo. Mira Nonumula, ya casi está bajo el agua", explicó a EFE Pablo Preciado, el sagla o líder espiritual de la isla Gardi Sugdub en Guna Yala.

Expertos en temas de cambio climático han pronosticado que para 2050, el nivel de los océanos podría crecer hasta 20 centímetros más de los actual.

"Este aumento, provocaría inundaciones seguras en lugares que están a nivel de mar y en el caso específico de Guna Yala se podrían perder algunas islas que no están habitadas", sostuvo el ecologista Juan López.

Y es que el relleno de los bordes, para ampliar las islas, está compuesto por piedra, basura y coral.