Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Sociedad - 11/7/19 - 12:00 AM

Freno a la delincuencia juvenil, gran reto de la nueva administración

En los últimos días, adolescentes se han visto involucrados en asesinatos, balaceras y actividades de narcotráfico, lo que refleja uno de los principales desafíos, en materia de prevención, del Gobierno.

Delincuencia debe ser abordada de manera puntual en la "política criminológica" que ha prometido la nueva gestión.

El drama de la ola de inseguridad y de hechos de violencia que se vive en Panamá incluye una arista que requiere acciones urgentes por parte del nuevo Gobierno: la prevención y el combate frontal a la delincuencia juvenil.

Situaciones en este sentido, y registradas en los últimos días, confirman que este es un problema vigente, que tiene que ser abordado de manera puntual en la "política criminológica" que ha prometido la nueva gestión.

Solo la madrugada de este martes un taxista fue asesinado de un tiro en la cabeza cuando dos sujetos lo asaltaron en el sector San Diego, en Las Garzas de Pacora, siendo uno de los pistoleros un menor de edad, que según el reporte preliminar tiene entre 16 y 17 años.

La víctima, que manejaba el vehículo con matrícula 8-T2904, trató de huir, pero el menor le disparó mortalmente.

VEA TAMBIÉN: Diputados buscan consenso para conformar comisiones de la Asamblea

Un día antes, una balacera entre pandillas rivales en la calle 25 El Chorrillo también registró la participación de menores de edad que lograron huir, según reportes en redes sociales.

En tanto, la noche del pasado domingo 7 de julio, un menor de 17 años fue asesinado de varios disparos en Cerro Batea, quien era señalado por actividades de narcotráfico, robos y otros delitos, incluso vinculación a un asesinato.

Pero en el otro lado de este drama, adolescentes y jóvenes que están alejados del mal vivir también se convierten en víctimas de la criminalidad.

Así le ocurrió a la adolescente Lorena del Carmen Martínez, de solo 18 años, quien fue estrangulada y escondida entre piedras, en Arraiján, para robarle su celular.

VEA TAMBIÉN: Asesinan a una pareja en La Siesta; un bebé se salvó de las balas de los sicarios

Y en otro femicidio reciente, los dos hijos de Eleida Ortiz (menores de edad) fueron testigos de cómo su expareja, presuntamente bajo los efectos de las drogas, la mataba a cuchilladas.

Para el criminólogo Tirso Castillo los menores de edad no son los causantes de la inseguridad y la ola de violencia en Panamá, sino por el contrario, "son víctimas en ambos sentidos, tanto los infractores como los afectados". Y precisó que el "trabajo de prevención" es tarea urgente del nuevo Gobierno.


El ministro de Seguridad Pública (Minseg), Rolando Mirones, ha indicado que se trabajará una política criminológica, "no con visión de Gobierno, sino de Estado", en donde el combate a la delincuencia juvenil se trabajará desde una óptica interinstitucional, no solo con el Minseg y la Policía, sino con otras instituciones como Meduca, Minsa, Senniaf, Mides y Mitradel.

El criminólogo Tirso Castillo opinó que este reto debe ser abordado por el Gobierno con "prevención y resocialización" de los adolescentes. En este sentido, recordó que en Panamá el crimen entre jóvenes se ubica en edades de 16 y 28 años. Y precisó que las estadísticas indican que la esperanza de vida de un pandillero en Panamá ronda los 25 años.