Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Sociedad - 15/2/19 - 12:00 AM

En Panamá se registran más de 100 casos de cáncer infantil

A la población en general no le gusta hablar de enfermedades terminales en infantes, pero la realidad es que el 90% de los casos se detecta en etapa avanzada por no tener un diagnóstico a tiempo.

En Panamá existen entidades que ayudan a las personas a sobrellevar el proceso. Foto: Panamá América

Anualmente se detectan entre 100 y 115 casos nuevos de cáncer infantil, y el 90% de ellos se descubren en fases avanzadas; es decir, que unos 103 menores deben ser sometidos a fuertes tratamientos médicos de forma inmediata para preservar la vida.

En el país, la realidad es que se están descubriendo a niños con tumores avanzados y los niveles de supervivencia para ellos es del 70%, sobre todo porque en Panamá no existe un estudio científico en el que se pueda evidenciar fielmente si el tratamiento dará resultado.

El Registro Nacional del Cáncer de Panamá (RNCP) tiene en sus archivos que de la totalidad de cáncer infantil que se detectan anualmente, el 39% corresponde a casos de tumores malignos del sistema hematopoyético (leucemia), un 15% a tumores cerebrales y existe un elevado número (26%) de patologías no catalogadas.

El área del país con más casos detectados de cáncer infantil es Panamá, con un 50% del total. Le siguen Chiriquí (11%), Veraguas (8%), Colón (7%), Coclé (6%), comarca Ngäbe-Buglé (6%), Bocas del Toro (4%) y Darién, Herrera y Los Santos (2% cada uno).

El trauma

A pesar de que hay varios síntomas que delatarían que un niño padece de cáncer, para la pediatra oncóloga Karina Quintero, "el diagnóstico no se sospecha, porque todo el mundo piensa en el cáncer en los adultos, pero no en los niños. Nos da miedo, no nos gusta escucharlo o desconocemos del tema", comentó Quintero.

La especialista del Hospital del Niño Dr. José Renán Esquivel explica que hay que estar atentos a algunos cambios en los niños, ya que el cáncer pediátrico es la primera causa de muerte en pacientes entre 5 y 19 años en el país.

Por ello, Hilze Rodríguez, jefa del Servicio de Hematología en el Hospital del Niño, da algunos puntos sobre los cuales los padres deben estar atentos.

La presencia de fiebre, pérdida de peso y apetito, palidez, fatiga, vómitos matutinos, sangrados o moretones de fácil aparición, persistentes e inexplicables.

Además de bultos en abdomen, pelvis, cuello y cabeza, extremidades, ganglios, testículos, dolor en huesos, articulaciones, espalda y fracturas fáciles, manchitas blancas en el ojo, estrabismo, ceguera o pérdida de visión son señales de alarma, según explicó Rodríguez.

Medicamentos

Si la detección es temprana, el cáncer es curable por métodos como cirugía, quimioterapia, radioterapia, inmunoterapia y trasplante de células madre.

"Yo no tengo familiares, gracias a Dios, con esta enfermedad, pero sí conozco de casos y es muy difícil cuando detectan a un pequeñito con cáncer, no solo debe luchar él o ella, también toda su familia", confesó Mirta González, quien en ocasiones es voluntaria para apoyar con niños enfermos.

Tras la detección de un niño con cáncer el panorama familiar cambia. Alguien debe dedicarse totalmente al niño y otro a velar por la inversión que conlleva pagar los tratamientos, medicamentos y traslados del pequeño enfermo.

Ante la cantidad de casos nuevos que se detectan en el país, las autoridades hacen un llamado a la población, sobre todo a los padres de niños menores de edad a estar pendientes de cualquier cambio en sus hijos y acudir al médico ante cualquier duda.

El Hospital del Niño tendrá una mejor atención cuando finalmente se concrete la nueva sede.


Entre los enfoques de alerta inicial están fiebre, pérdida de peso y apetito, palidez, fatiga, vómitos matutinos, sangrados o moretones.

Solo un médico idóneo y por medio de exámenes de sangre especiales logra detectar la enfermedad.

La provincia de Panamá marca el 50% del total de los casos de cáncer infantil.