Sociedad - 03/10/2019 - 08:15 AM

Constantes escándalos, que involucra a sacerdotes, obligan a la Iglesia católica a dar explicaciones

Las situaciones en donde se han visto envuelto sacerdotes han ido desde escándalos por supuestos delitos sexuales, hasta posible encubrimiento de homicidio.

Las autoridades de la Iglesia católica panameña han salido a explicar que hay procesos contra algunos sacerdotes.

En los últimos meses la Iglesia católica se ha visto obligada a salir a dar la cara ante la opinión pública, debido a diferentes escándalos en los que han estado envueltos sacerdotes.

Y es que los escándalos se han hecho públicos mediantes redes sociales, medios de comunicación convencionales y denuncias públicas que han hecho algunos ciudadanos.

Las situaciones en donde se han visto envuelto sacerdotes han ido desde escándalos por supuestos delitos sexuales, hasta posible encubrimiento de homicidio.

Versión impresa

En medio de esta situación, la Iglesia católica informó que  los últimos 10 años  solo ha separado a ocho sacerdotes, luego de ser sometidos a un proceso interno.

El Arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa confirmó esa información quien indicó que  ''a pena no la ponemos nosotros, la pena la pone la Congregación de la Fe, después de todo un proceso de investigaciones y acusaciones formales''.

VEA TAMBIÉN: El Contralor Federico Humbert se niega a rendir cuentas

Monseñor  José Domingo Ulloa explicó  que "si no hay pruebas concretas y no hay una acusación formal, solo queda en una mera acusación y no hay proceso para investigar. Las denuncias tienen que estar sostenibles".

La máxima autoridad de la Iglesia católica en Panamá  recordó que "un sacerdote no es un ángel, es un hombre", quien confirmó que se han separado a ocho sacerdotes vinculados a casos entre delitos sexuales y de otros casos".

Dejó claro que dentro de la Iglesia católica  los casos son investigados por la Congregación de la Doctrina de la Fe, quien también se encarga de dictar la pena en el Derecho Canónico.

En la actualidad, además del caso del padre David Cosca, hay cuatro sacerdotes suspendidos, vinculados a procesos canónicos. Tres casos son en Panamá y uno en Chitré, este último ya tiene un proceso judicial. En el caso de Panamá se trata de Diógenes Toppin, Orlando Rivera y Karl Madrid, quienes fueron denunciados por un ciudadano venezolano residente en Panamá de pagar por servicios sexuales con hombres.

En el caso del padre David Cosca, hay una investigación paralela a la que desarrolla las autoridades judiciales. A David Cosca se le acusa de encubridor en el homicidio de Eduardo Calderón en el hotel El Panamá por Hidadi Santos Saavedra.

José Domingo Ulloa señaló que ''antiguamente esto se quedaba así, ahora por Ley y convicción se saca a flote lo que está sucediendo'',  a la vez que  pidió perdón por lo ocurrido.

VEA TAMBIÉN: Raúl De Saint Malo se libra de ir a la cárcel y hará trabajo comunitario en Ancón

 

¡Mira lo que tiene nuestro canal de YouTube!

Compra rápido, fácil y seguro