Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Riccardo Francolini - 11/6/19 - 12:00 AM

Una gran prueba para el sistema judicial panameño

  • Por Riccardo Francolini Arosemena
  •   /  
  •   /  

En el artículo de esta semana quiero hacer alusión a un crisol de temas de actualidad y cuyos desenlaces pueden cambiar el panorama judicial, político, social y económico del país que en estos cinco años ha dejado una secuela de frustraciones poniendo en peligro la estabilidad y el sistema democrático del país.

Quiero referirme en primer lugar a que hoy, martes, 11 de junio, nuestro amigo, empresario, copartidario y compañero de muchas luchas, Ricardo Martinelli Berrocal, ex presidente de la República, cumple un año de injusto y arbitrario encarcelamiento de parte del gobierno de Juan Carlos Varela y sus más cercanos colaboradores.

Si los garantes del Sistema Penal Acusatorio, en el juicio oral que se le sigue al ex mandatario, se ciñen a lo que dice el espíritu de la ley y especialmente el Código Procesal Penal de Panamá, Martinelli debe salir del infame claustro en que lo tiene Varela. Digo esto porque así está contemplado en el sistema judicial panameño.

Hagamos un breve examen de este tema. El artículo 237 del Código Procesal Penal indica que "la detención preventiva no será mayor de un año, salvo el supuesto previsto en el artículo 504 de este Código". Y Que señala el artículo 504, pues bien, se refiere exclusivamente al procedimiento de cómo extender una detención provisional una vez autorizado, pero cuando se trata de un "asunto complejo" y este caso de los presuntos pinchazos jamás fue declarado en ninguna etapa del debido proceso como causa compleja, lo cual se cae de su paso.

Realmente abrigo mucha esperanza luego de escuchar al coordinador de la Comisión de Transición y vicepresidente electo, José Gabriel Carrizo cuando en una reunión con las autoridades del Ministerio Público afirmó que el nuevo Gobierno no se inmiscuiría en asuntos que son propios del Ministerio Público, es decir, utilizarlo como un instrumento de persecución como lo ha hecho el gobierno saliente.

Sin embargo, como empresario, político y ciudadano de este gran país, quiero expresar también mi preocupación por el hecho de que en el Ministerio Público continúen las mismas autoridades que en estos cinco años sólo han demostrado llevar a cabo investigaciones selectivas, que han trabajado de la mano con miembros del Consejo de Seguridad Nacional para armar expedientes y perseguir a los adversarios del actual gobierno. Eso sí me preocupa.

Ahora cambiemos de tema, la conformación del nuevo Gabinete. Si lo analizamos en términos generales, el anuncio hecho por el presidente electo Nito Cortizo, vemos inmediatamente una mezcla entre jóvenes con gran capacidad y profesionales de gran experiencia en la administración pública lo que podría significar un buen pronóstico en el marco de las expectativas que hay.

Otro factor importante es el número de mujeres que acompañarán al mandatario en esa dura tarea que tendrá el Gabinete para enfrentar las necesidades del país. No hay ninguna duda que la mujer de hoy, ha dado muestras de capacidad, conocimiento, habilidad, madurez y sobre todo organización en sus diversas actividades. En la administración pública no debe existir ningún problema de género, porque hombres y mujeres deben tener las mismas oportunidades, ya que a lo largo de los años han demostrado ser capaces de ocupar cualquier cargo, no olvidemos que ya tuvimos como gobernante a una dama.

Haciendo un resumen de este artículo, espero que en el día de hoy, el Sistema Penal Acusatorio haga cumplir la ley y se aplique una verdadera justicia con el ex presidente Ricardo Martinelli, ya basta de tanta tortura y humillación. Y por el otro lado, sólo restan 19 días para que el nuevo gobierno entre a tomar las riendas del Estado panameño asumiendo el gran reto de rescatar no sólo la economía y la prosperidad que tanto anhelamos todos, sino de rescatar los valores y los principios que fueron mancillados durante cinco años.