Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Riccardo Francolini - 14/5/19 - 12:00 AM

NITO CORTIZO TIENE EL TIEMPO DE LA REIVINDICACIÓN

  • Por Riccardo Francolini Arosemena
  •   /  
  •   /  

Escuchando el discurso del presidente del Tribunal Electoral, Heriberto Araúz, en el acto de proclamación del presidente electo, Laurentino "Nito" Cortizo, pareciera haber leído nuestro artículo de la semana pasada, cuando públicamente esbocé también con claridad que ha llegado el momento del consenso, del diálogo y la tolerancia entre todos los panameños, porque la meta que debemos tener sin excepción alguna, es llevar a Panamá hacia la prosperidad, a su desarrollo económico y al país de las grandes oportunidades.

Las diferencias partidistas quedaron atrás, en el pasado; la retórica política para deleitar y persuadir a los electores en el marco de una campaña o proceso electoral, concluyó. Es la hora en que las fuerzas vivas, políticas, sociales o productivas de Panamá busquen el acercamiento con la finalidad de encontrar un consenso racional sobre los problemas que nos aquejan a todos.

En un sistema democrático como el nuestro pueden convivir fácilmente los que ostentan el poder, como aquellos que están en el otro extremo, los de la oposición. Cada uno juega un rol distinto, políticamente, pero cada uno debe hacerlo en el marco del respeto, pero cada vez que se requiera la participación de todos los miembros de la sociedad en temas de Estado, hay que despojarse de los intereses políticos partidistas y asumir la responsabilidad que les corresponde, eso hacen los estadistas.

El gobierno del presidente electo Nito Cortizo debe caracterizarse por buscar el consenso con todas las fuerzas y el sector productivo del país, no queremos y no deseamos más un Panamá dividido en asuntos vitales como el desempleo, la carencia de medicamentos, la falta de una buena atención en los hospitales, el deterioro del sistema educativo, el avance de la violencia producto de la inseguridad, queremos un gobierno incluyente y no excluyente. Bastante daño ha hecho el gobierno actual que ha producido profundas heridas en la sociedad panameña, especialmente de honorables y decentes familias a quienes las ha involucrado en hechos delictivos sin tener las pruebas de ese hecho.

Los retos que tiene el gobierno entrante y que tendrá que afrontar con manos de cirujano son muchos y dependerá del presidente electo Nito Cortizo si decide enfrentarlo sólo o con el concurso de todos los panameños. El pueblo está herido y dividido, el presidente electo en su campaña demostró que tiene buenas intenciones y si vincula esa voluntad y deseo de hacer las cosas bien con la participación de los distintos grupos de la sociedad, no hay duda de que tendrá éxito durante su administración.

"Se acabó el relajo", esta es la frase que acuñó mucho el presidente Cortizo luego de darse el resultado de las elecciones. Ojalá esas palabras no sólo queden para llenar espacio en una hoja de papel o una expresión para que se las lleve el viento. Debe acabarse el relajo de la justicia selectiva en Panamá. Basta ya de que el Ejecutivo esté inmiscuyéndose en los asuntos del Ministerio Público o del Órgano Judicial, hay que devolverle la credibilidad a estas instituciones democráticas y la única manera es sacando las manos de los políticos en la administración de justicia.

Debe acabarse el relajo de utilizar el Consejo de Seguridad para perseguir a adversarios políticos. Este organismo de investigación e inteligencia debe volver a dedicarse a perseguir al crimen organizado, a investigar los posibles actos de terrorismo y de los cuales Panamá no podrá decir que está exento. El Consejo de Seguridad debe dejar de ser un Ministerio Público Paralelo de persecución. Bastantes problemas tenemos en las zonas fronterizas para desperdiciar el tiempo de un organismo de inteligencia en asuntos políticos partidistas.

Como planteamos en el artículo anterior, el mandatario electo tiene la más clara oportunidad de entrar a la historia si hace un gobierno de consenso, porque en la práctica lo va a necesitar. Hay temas tan delicados y sensitivos como la crisis de la Caja de Seguro Social, donde tendrá que sentarse con todos los sectores y buscar la mejor fórmula para salvar a la institución más noble del país. De igual manera, con el tema del precio de la canasta básica, ya que se sabe que con una simple regulación no se va a resolver este problema. Debe buscar una respuesta más integral.

Otro tema que tendrá en sus manos serán las reformas a la Constitución, como han planteado algunos grupos de la ciudadanía que sea a través de una Constituyente Originaria, mientras otros sustentan por medio de una Constituyente Paralela o reformas directas a la Carta Magna. Estamos dispuestos a apoyar toda iniciativa que signifique resolver los problemas del país, porque ese es el camino que debemos adoptar todos en general. Pero si el PRD prefiere o decide apartarse o desviarse de estas iniciativas, entonces correrá el riesgo de terminar como va a terminar el presidente Juan Carlos Varela, sólo y con un pueblo que lo desprecia; y haciendo alusión a ese viejo adagio que dice "Qué solos se quedan los presidentes".