Gracias por ser parte de nuestra audienciaQueremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.Regístrate aquí¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Riccardo Francolini - 29/10/19 - 12:00 AM

Mantengamos un clima de paz en Panamá

  • Por Riccardo Francolini Arosemena
  •   /  
  •   /  

Si en estos momentos me preguntan acerca del panorama nacional, siendo honesto les diré que estoy preocupado por lo que estoy viendo no sólo en nuestro país, sino por las repercusiones que podría tener aquí lo que está ocurriendo en otros países latinoamericanos como Chile, Bolivia, Ecuador, Perú, entre otros.

Hablemos a "calzón quita'o", como se dice allá donde uno cuando queremos hablar de frente, con la verdad y sin temor. Nuestro país no puede ser un espejo de la violencia y los disturbios que ocurren en otras latitudes, donde se han destruido valiosos patrimonios públicos producto del descontento social y la falta de diálogo entre todas las partes involucradas en el tema.

Considero que aquellas personas que hoy expresan su descontento sobre algún problema de carácter social deberían tomar en cuenta que el tiempo que le damos a las autoridades para resolverlos no es suficiente si tomamos en cuenta que cundo un nuevo gobierno asume las riendas de la nación no tiene el suficiente presupuesto para poner en marcha o ejecutar sus planes. Ya a partir del próximo año, entonces exigiremos cuentas.

Si miramos en retrospectiva lo que nos ha ocurrido en estos últimos cinco años nos daremos cuenta que lo que menos debe registrarse en Panamá es un clima de confrontaciones de pueblo contra pueblo, ya muchísimos daños nos ha causado a gran parte de los ciudadanos las actitudes vengativas y revanchistas promovidas por un gobierno varelista que sólo se caracterizó por perseguir a sus adversarios y violar sus derechos humanos. Ya basta de tanto egoísmo que sólo causa ambientes estériles o de retroceso para sus economías.

La reciente protesta que llevaron a cabo los universitarios tanto de la Universidad de Panamá como de la Universidad Tecnológica, así como los trabajadores de la construcción, debe llamarnos la atención a todos los panameños, especialmente al Órgano Legislativo donde está el paquete de reformas a la Constitución Nacional y al rechazo de la manera en que se modificaron algunos de los artículos consensuados en la mesa de concertación nacional.

Ante un clima de enfrentamientos en el país, no habrá ninguna iniciativa de inversión, de eso debemos estar bien claros. Para que exista menos pobreza y un mayor progreso y prosperidad, lo primero que debemos hacer es despojarnos de cualquier interés económico o partidista para buscar las soluciones democráticamente y una de esas es la generación de plazas de trabajo para decenas de miles de panameños que están buscando en el mercado laboral.

No podemos ser los causantes de ahuyentar a los inversionistas, todo lo contrario, debemos crear las condiciones y escenarios propicios para que el empresario se sienta seguro de su inversión.

Hoy, la tasa de desempleo está rondando el 8 por ciento y si no ponemos de nuestra parte, es decir, Gobierno, empresa privada y la clase trabajadora, entonces esta cifra aumentará considerablemente la pobreza y el dolor a la familia. Ejemplos hay en cantidades industriales de que en los actos de protestas siempre se filtran elementos que nada tienen que ver con los reclamos, pero que les da la coyuntura para crear el caos, el desasosiego y el vandalismo, y eso tenemos que evitarlo.

No obstante, quiero reconocer algo en el pueblo panameño y es que pese a sus adversidades o diferencias, siempre ha puesto por delante el diálogo y no sólo en asuntos nacionales, sino de carácter internacional. Por ejemplo, nuestro país logró firmar con los Estados Unidos un Tratado del Canal sin tener que llegar al enfrentamiento, sino en base al diálogo, al consenso y al uso de razonamiento.

Y así podemos enumerar muchos otros casos, por esta razón y otras es que confío en que en esta ocasión tendremos también la suficiente madurez para mantener un clima de paz, tranquilidad y de respeto para superar cualquier reto pensando naturalmente en Panamá.