Opinión - 06/12/18 - 12:00 AM

Relevo generacional, el camino de la vida hacia nuevos retos

...el colegio es el adoctrinamiento para el desempeño estándar en el ámbito laboral. Nos enseñan a llegar temprano siempre porque en la vida adulta, (si llegas tarde) pierdes dinero, confianza, tiempo, contactos, etc. Algunos compañeros y tú trabajan arduamente, y no necesariamente representa mejor ingreso que quienes hacen menos.

Esfuércense, estudien, sean puntuales y competitivos, sean altamente respetuosos de ustedes mismos y de sus principios.
ETIQUETAS: Estudiantes | Universidades | Universitario
Lourdes Luna de Short | [email protected] |

En un abrir y cerrar de ojos casi se termina otro año escolar.

Miles de estudiantes saldrán de sus bachilleres preparados académicamente para vencer nuevos retos tanto en el aspecto universitario como laboral.

Y es en este segundo punto en el que haremos énfasis en este escrito.

Apuesto (sin miedo a perder) que a lo largo de sus bachilleres, también se preguntaron en algún momento: ¿por qué hay que ir a la escuela todos los días a la misma hora?

¿Por qué tengo que trabajar en grupo si los otros nunca hacen nada?

VEA TAMBIÉN: El asalto a la seguridad social

¿Para qué me enseñan esto?

¿Por qué mi profesor se enoja?

¿Por qué no puedo estudiar solamente lo que me gusta y ya?

Y apuesto también que sus papás le vendieron la idea de que una vez graduados y con trabajo podrían hacer lo que les viniera en gana.

Pues siento informarles que es la mentira más grande y descarada que nuestros padres nos pudieron decir.

La realidad es que el colegio es el adoctrinamiento para el desempeño estándar en el ámbito laboral.

Nos enseñan a llegar temprano siempre porque en la vida adulta, (si llegas tarde) pierdes dinero, confianza, tiempo, contactos, etc.

Algunos compañeros y tú trabajan arduamente, y no necesariamente representa mejor ingreso que quienes hacen menos.

Te contratan para una función, pero el contrato dice que puedes realizar "funciones afines", entonces, debes aprender a trabajar, incluso lo que no te gusta.

Y del profesor jamás te liberas, ahora se llama "jefe".

Sé que es una realidad que se lee un poco tosca, pero ¡descuiden!

A diferencia del colegio, en la vida real existen leyes establecidas que nos dictan las nuevas reglas del juego.

Y si bien es cierto que existen responsabilidades y normas a las que nos debemos ceñir, también tenemos leyes que nos protegen mientras cumplimos nuestras funciones.

Por ejemplo, la Ley 7 del 14 de febrero de 2018 "tiene como objetivo prohibir y establecer la responsabilidad por todo acto de violencia que atente contra la honra, la dignidad, la integridad física y psicológica de las personas, proteger el derecho al trabajo en condiciones de equidad y establecer políticas públicas para prevenir estos actos, conforme a las convenciones sobre derechos humanos ratificadas por la República de Panamá".

VEA TAMBIÉN: Hasta luego, amigo periodista

En su artículo tercero lista las fallas que esta ley pretende disminuir o hacer desaparecer, como hostigamiento, acoso sexual o moral; sexismo y racismo.

Los siguientes artículos detallan de forma específica las sanciones para quienes incurran en estas faltas.

No obstante, también responsabiliza en su artículo 17 a quienes denuncien falsamente alguna de las conductas sancionadas en la ley.

Entonces, sí nos mintieron.

Al final nunca hacemos como nos da la gana.

Siempre nos debemos los unos a los otros.

Bienvenidos al mundo laboral.

Esfuércense, estudien, sean puntuales y competitivos. Pero sobre todo, sean altamente respetuosos de ustedes mismos y de sus principios.

Asistente legal.