Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Opinión - 29/11/18 - 12:00 AM

¿Reinventarme? Y… ¿cómo se hace eso?

La entrada al mercado laboral y como consumidores de los llamados "millennials" son solo alguno de los factores que están llevando a las personas, a las industrias y hasta a las naciones a cuestionar los modelos de negocio y de carrera tradicionales...

La tecnología digital se emplea para resolver problemas cotidianos. La gráfica muestra una cámara 3D para examinar a larga distancia los músculos, tejidos o huesos de los pacientes. Foto: EFE.

Aunque la golpeada economía panameña está obligando a muchos a buscar alternativas a los empleos tradicionales, no es privativo de nuestras latitudes la dinámica de modificar la forma en la que, hasta ahora, se han desarrollado las profesiones u oficios.

La entrada de plataformas digitales como Amazon, Uber, Airbnb, etc.

La digitalización de múltiples servicios como los seguros y la banca.

La entrada al mercado laboral y como consumidores de los llamados "millennials" son solo alguno de los factores que están llevando a las personas, a las industrias y hasta a las naciones a cuestionar los modelos de negocio y de carrera tradicionales, ya que todo lo anterior ha tenido un impacto enorme en nuestras economías.

Y les tengo una noticia: Esto es solo el inicio; el cambio será exponencial.

VEA TAMBIÉN: Antes de comprar juguetes, consulte a sus hijos

Si a esto le sumamos la evolución del individuo, en la que hemos cambiado el "quiero ser exitoso" por el "quiero ser feliz", nos encontramos inmersos en una turbulencia que ha derrumbado viejos imperios, pero ha visto surgir nuevas oportunidades para aquellos que han tenido el claro entendimiento de que la teoría de la relatividad es totalmente cierta.

Muchos, porque se han visto forzados debido a la pérdida de sus puestos de trabajo.

Otros, porque se desarrollan en una actividad que paulatinamente va perdiendo su relevancia.

Y otros, porque nacieron con, o conocieron esa comezón que no les permite aceptar de manera pasiva el "status quo" que nos impone la sociedad, y han decidido retar el pensamiento tradicional.

En el proceso de reinventarse, cada quien tiene su fórmula particular.

Con mayor o menor éxito, vemos emprendimientos y cambios radicales que nos hace sentir temor.

VEA TAMBIÉN : Rastrillando turismo

¿Tendrán éxito?

Pero a la vez, nos genera el optimismo de saber que hay personas y empresas que, en tiempos difíciles no se rinden y buscarán a toda costa, lograrlo ser exitosos o ser felices.

Para aquellos que todavía no se han subido en la interminable montaña rusa del reinventarse solo les recomiendo un sencillo ejercicio de introspección.

Tomen lápiz y papel (el papel y el lápiz son los mejores amigos en estos procesos) y respondan para sí mismos unas cuantas preguntas:

¿Para qué soy bueno qué sé hacer bien?

¿Qué me gusta hacer?

¿Qué cosas me hacen sentir productivo?

¿Qué cosas me hacen sentir feliz?

¿Cuánto es el dinero mínimo que necesito diariamente para vivir con tranquilidad?

¿Qué cosas definitivamente no me gustan o no disfruto?

A estas respuestas, agrégale la realidad de tu entorno, familia, etc. y podrás llegar a conclusiones que serán el preámbulo de tu proceso de reinvención.

Y mientras llega a nosotros esa maravillosa idea de cómo reinventarnos (individuos o empresas), les recomiendo seguir unos consejos básicos:

Mantengan bajo sus gastos

Eviten las compras por impulso

Acérquense cada día más a círculo 0 (familia y amigos) y compartan lo que les sucede y piensan

No inviertan todo su dinero o recursos en un solo proyecto.

Diversifiquen.

Esto les ayudará a mantenerse a flote, mientras suben a barco de su felicidad.

Consultor de negocios, Especialista en manejo de marcas, incubador de proyectos, viajero del mundo.