Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Opinión - 24/8/19 - 12:00 AM

Recuerda siempre esto

...si tienes hijos debes darle toda la atención, cuidarlos y formarlos bien, porque Dios te pedirá cuentas de eso.

Haz oración siempre que puedas, porque Dios siempre te oye y responde a tu clamor. Foto: Archivo.

Recuerda que debes confiar siempre en Dios tu Padre. 

Que debes aceptar a Jesucristo como tu Señor.

Que debes entregarte a la acción del Espíritu Santo. 

Recuerda que Dios debe ser siempre el primero en todo.

A Él debes obedecer.

Ten cuidado con los ídolos del mundo, que aparecen muy atractivos y te llevan al abismo. 

Ten cuidado con los malos amigos, porque su influencia puede ser nefasta.

Escógelos bien y el mejor amigo es Jesucristo.

Recuerda que Dios creó al hombre y a la mujer, y que se debe respetar lo que él ha dispuesto.

Y que de su  unión viene el matrimonio.

VEA TAMBIÉN: La Beca Universal: beca o subsidio disfrazado

Y que la familia es sagrada y debemos defenderla siempre.

Y que si tienes hijos debes darle toda la atención, cuidarlos y formarlos bien, porque Dios te pedirá cuentas de eso. 

Recuerda que debes luchar por la justicia, defendiendo sobre todo a los más vulnerables y desprotegidos.

Piensa que el bien común debe estar por encima de los intereses particulares, porque el bienestar de todos debe ser nuestra prioridad. 

Recuerda que un cáncer social terrible es la corrupción, causa de que los bienes que Dios hizo para todos no lleguen a los más necesitados.

Recuerda defender la dignidad humana que es inherente a toda persona.

Nadie la pierde nunca no importa lo que haya pasado.

No desprecies al pobre porque es hijo de Dios, y su valor es infinito porque ha sido redimido con la sangre de Cristo.

Y que nadie es más que nadie por el dinero que tenga.

VEA TAMBIÉN: Crisis en los medios, infortunio para el periodismo

Recuerda decir siempre la verdad, buscando la ocasión y manera de que sea para bien de los demás.

No seas nunca hipócrita, persona de doble cara, porque eso te daña a ti.

Procura ser auténtico.

Valora el tiempo, porque día que se fue no volverá.

Tiempo perdido nunca se recobra.

Recuerda que no hay trabajo indigno por más humilde que sea, por lo que gana el pan con tu propio esfuerzo y de manera honesta.

Recuerda decir siempre no al dinero mal habido, porque te quema las manos y no te dará nunca felicidad.

Recuerda que Dios es siempre misericordioso y que todo pecado será perdonado si uno se arrepiente de verdad.

Haz oración siempre que puedas, porque Dios siempre te oye y responde a tu clamor.

Recuerda que no todo acaba con la muerte, sino que hay resurrección y vida eterna. 

Vive el misterio de la Santísima Trinidad, donde somos hijos de Dios Padre, hermanos de Cristo y templos del Espíritu Santo.

Recuerda que somos miembros de la Iglesia y que debemos vivir en comunidad.

Recuerda leer la Palabra porque en ella Dios siempre te habla.

Y recuerda que con Dios eres invencible.

Monseñor