Has completado el acceso a las 10 notas permitidas por mes calendario, si no tienes una cuenta te invitamos a crearla para que sigas disfrutando del contenido ilimitado de nuestra red de portales informativos.

Te recordamos, no tiene costo.
  • Crear cuenta
Epasa
×
Has leído de 10 notas
permitidas de este mes.
Registrate
y accede al contenido ilimitado de nuestros sitios,
sin costo alguno.
Opinión - 11/6/18 - 12:00 AM

Importancia de la tecnología educativa

...en una o dos décadas se producirá gran número de innovaciones en la educación y el entrenamiento;...los sistemas educativos automatizados serán tan comunes como los aparatos de televisión y los automóviles, y permitirán dar de manera individualizada una enseñanza ideal a cada alumno.

Paulino Romero C. | [email protected] |

Tradicionalmente, la educación y el entrenamiento han sido colocados en la categoría de artes; no como ciencias. En la era de la energía atómica y los viajes espaciales, de la electrónica y la tecnología, nos hemos limitado a lidiar con los problemas correlativos de la educación y el entrenamiento utilizando sistemas rudimentarios o mejor dicho, métodos deficientes. Los esfuerzos realizados para aplicar al arte de la enseñanza lo que sabemos acerca del aprendizaje han sido un colosal fracaso desde el punto de vista de lo que se debía haber logrado. La industria se ha percatado, cada vez más, de que las fuerzas que operan en la economía de nuestro tiempo están cambiando el carácter de las necesidades de mano de obra. Y lo han advertido también las asociaciones de maestros recientemente, señalando que "nuestra atmósfera educativa debe ajustarse a estas nuevas necesidades (millones de adultos subeducados que no pueden encontrar empleo) y proporcionar la clase de entrenamiento que dará a los trabajadores la pericia necesaria para el desempeño de los trabajos modernos". La automatización podría ser una "bendición" para nuestra sociedad, pero impone un alto precio social. Elimina millares de trabajos de nivel inferior y exige una mejor educación y un mejor entrenamiento para los nuevos empleos que crea.

Cada día hay más cosas que aprender y, a la vez, se dispone de menos tiempo para aprenderlas. Este tiempo limitado constituye un factor determinante de la nueva enseñanza tecnológica, de un proceso educativo sensible a las necesidades del siglo XXI y compatible con las mismas. La tecnología educativa trata de establecer un conjunto de axiomas en los cuales fundar lo que, inevitablemente, se deberá convertir en "la ciencia de la educación", puesto que la aplicación de lo que sabemos, una ciencia sustituye a un arte. La tecnología está cambiando la "fuerza de trabajo" que está constituida cada vez menos por obreros de "cuello azul" y cada vez más por obreros "cuello blanco". Las tensiones que tienen que acompañar a este cambio solo podrán aliviarse si los problemas creados por la tecnología son, a su vez, resueltos por la tecnología misma.

La tecnología educativa próspera y robusta tiene que conducir inevitablemente al desarrollo de sistemas educativos nuevos, idóneos y eficientes, constituidos por materiales y elementos integrados, que habrán de cumplir tareas educativas específicas, con un grado elevado de confiabilidad, para un grupo determinado de estudiantes. Un serio estudio de la Universidad de Michigan señala: "El sistema educativo industrial va a la cabeza en la producción de innovaciones educativas, y el continuo cambio tecnológico en la industria convierte a este en el más agresivo y progresista de todos".

Si es verdad lo que se ha planteado, entonces corresponde a los líderes de la enseñanza tomar nota de las exploraciones realizadas por la industria en el campo de la instrucción programada; en esta encontrarán la industria y otras instituciones educativas y de entrenamiento de nuestra sociedad, la base para realizar ya inaplazable revolución en la educación y en el entrenamiento.

Probablemente, en una o dos décadas se producirá gran número de innovaciones en la educación y el entrenamiento; aparecerán en rápida sucesión, y los sistemas educativos automatizados serán tan comunes como los aparatos de televisión y los automóviles, y permitirán dar de manera individualizada una enseñanza ideal a cada alumno.

Pedagogo, escritor, diplomático.