Opinión - 10/1/19 - 12:00 AM

Historia de El Coco darienita

En Balsa, Benedicto vivió mucho tiempo, pero después se fue a vivir a El Coco y aquí se quedó. Benedicto Zarco, de la etnia emberá.

La comunidad de El Coco debe su nombre a la gran cantidad de palmeras del área.
ETIQUETAS: Darién
Pastor E. Durán Espino | [email protected]  |

En el 2010 visité Darién, pues trabajaba como promotor social al servicio de Fe y Alegría, institución de los jesuitas dedicada a la promoción social y a la educación popular.

El 30 de julio de aquel año visité El Coco (riberas del río Jaqué).

Allí conocí a Benedicto Zarco, de la etnia emberá.

Fue tanta la impresión que nos causaron sus palabras que decidimos hacerle una entrevista, la cual conservamos en nuestros archivos.

Al entrevistarlo Benedicto tenía 81 años, pues había nacido en 1929.

Los emberás, también llamados "chocó", son habitantes originarios de algunas zonas del litoral pacífico y zonas adyacentes de Colombia.

VEA TAMBIÉN: Los protocolos periodísticos y el abuso de autoridad

Benedicto nació en Baudó, nombre que se refiere a varios lugares y accidentes geográficos de Colombia (el río Baudó, la serranía de Baudó, los municipios de Alto Baudó y Bajo Baudó, etc.). Se vino de Baudó siendo un "pelaíto" de 12 años, hijo de Florindo Zarco y Josefa Cabrera.

Eran tres hermanos que estudiaban en una escuela; él era el más joven, tenía un hermano varón y una hermana mujer que murieron, por lo que se quedó solo.

Entonces, la mamá (doña Josefa) le dijo: "Hijo, usted váyase de aquí, para donde está su tío en el Darién".

Benedicto, ni siquiera sabía cómo se llamaba su tío, pero doña Josefa le dijo: "Se llama Mario Cabrera".

Así fue como Benedicto vino a parar, primero a Balsa (los ríos Tuira, Chucunaque y Balsa forman una cuenca hidrográfica).

En Balsa, Benedicto vivió mucho tiempo, pero después se fue a vivir a El Coco y aquí se quedó.

Cuando él llegó a Balsa, solo había allí una sola casa de un señor que le decían "El Cholo Regimo".

Benedicto le compró el lotecito que Regimo había dejado allí, pues Regimo se fue.

VEA TAMBIÉN: La gesta del 9 de Enero de 1964

Ese lote que Benedicto le compró a Regimo le salió según nos dijo- por $100.00 (cien dólares).

Para ese entonces, ya Benedicto tenía una esposa, llamada Elida Upígamo.

Cuando lo entrevistamos, Elida ya tenía 14 años de fallecida.

Después llegaron a El Coco unos primos de Benedicto: Virgilio Upígamo, quien hizo su casita.

Virgilio tenía un yerno y lo trajo a vivir a El Coco y fueron haciendo sus casitas, por lo que el pueblito fue creciendo.

También llegaron dos primos más: Isidoro Zarco y Ausencio Olano.

El Coco se llama así porque había muchas palmas de coco.

Cuando Benedicto llegó a este lugar ya la gente le tenía este nombre.

A El Coco llegó un misionero llamado Pronty, quien vivió mucho tiempo en Darién. Predicaba el evangelio junto a su compañera norteamericana, pero murió de manera trágica como lo contaremos en un próximo artículo.

Educador.

Empieza y termina el día informado.

Regístrate para recibir nuestro Boletín del día.