Has completado el acceso a las 10 notas permitidas por mes calendario, si no tienes una cuenta te invitamos a crearla para que sigas disfrutando del contenido ilimitado de nuestra red de portales informativos.

Te recordamos, no tiene costo.
  • Crear cuenta
Epasa
×
Has leído de 10 notas
permitidas de este mes.
Registrate
y accede al contenido ilimitado de nuestros sitios,
sin costo alguno.

Análisis

Opinión - 13/6/18 - 12:00 AM

El perverso negocio de las cuentas individuales

...castigan duramente a los sectores de menos ingresos relativos, los que, como es conocido, tienden a mostrar una esperanza de vida inferior al promedio.

ETIQUETAS: Perverso | negocio | cuentas | individuales | castigan | sectores | menos | ingresos |

Juan Jované | [email protected] |

Entre las pretensiones de los sectores económicamente dominantes de profundizar su acumulación por desposesión se destaca el objetivo de que todos los fondos del programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) de la CSS se manejen como cuentas individuales administradas por entidades privadas. Esto significaría pasar las cuentas del actual subsistema de beneficios definidos (pilar solidario) al de cuentas individuales, a la vez que se crearían en nuestro país las infames Agencias de Fondos de Pensiones (AFP) privadas. 

Centrándonos en el problema de las pensiones por vejez el sistema de cuentas individuales, el que algunos también buscan extender a la salud, implica que todos y cada uno de los riesgos pasan a ser absolutamente individuales, de manera que ninguna persona puede esperar que los mismos puedan ser compartidos recíprocamente con el resto de la sociedad. Se trata de una situación que afecta gravemente el futuro de los asegurados.

Desde el punto de vista de las finanzas se tendrá entonces, dada la ausencia de solidaridad intergeneracional, de una situación en la que todo dependerá si se tiene la suerte de trabajar en un periodo en el que la tasa de interés es alta o baja. Para los que hoy están activos la misma es actualmente y seguirá siendo relativamente baja, por lo cual sus pensiones también lo serán. Más aún, cualquier situación recesiva, o manejo equivocado de la AFP, en el momento de su retiro que reduzca el valor de los activos en que están invertidos sus fondos necesariamente disminuirá significativamente el valor de su pensión.

El sistema también castiga duramente los periodos de enfermedad y de desempleo, en los que no se cotiza, generando pensiones significativamente inferiores. Esto genera un claro sesgo de género, en la medida que son generalmente las mujeres las que, por ejemplo, se quedan en el hogar para atender los casos de las enfermedades de los hijos. Más aún, el retiro de la mujer a una edad más temprana que el hombre implicaría una pensión inferior para esta.

En este modelo de pensiones la longevidad no se considera una fortuna, se entiende como un riesgo, el cual debe ser cubierto por el asegurado quien queda obligado a comprar una renta vitalicia. Estas, como se calculan con base en la esperanza de vida promedio, castigan duramente a los sectores de menos ingresos relativos, los que, como es conocido, tienden a mostrar una esperanza de vida inferior al promedio.

La experiencia internacional muestra, además, que las AFP y los seguros, bajo la forma de cobros por administración y primas, se quedan con la parte del león de las cuentas individuales. El resultado de todo esto en el caso paradigmático de Chile ha llevado que se pueda proyectar que el 80.0% de los jubilados recibirán pensiones inferiores al salario mínimo y que el 44.0% quedará por debajo de la línea de pobreza. Se trata de ganancias para el capital financiero y no para asegurar el bien común. El objetivo claro de las cuentas individuales no es, entonces, el bienestar de los jubilados, sino la ganancia basada en la especulación financiera.

Economista.