Opinión - 07/11/18 - 12:00 AM

Brasil, farsa grandeza

Algo similar ocurre en el país carioca, con una extensión enorme, gran riqueza por explotar y población numerosa. Un nuevo líder también producto de los cuarteles. Sus lemas, Brasil por encima de todo…. Dios por encima de todos.

El ultraderechista Jair Bolsonaro, presidente electo de Brasil, con el pastor evangélico Silas Malafaia, en un culto evangélico en Río de Janeiro, dos días después de las elecciones, el martes 30 de octubre. Foto: EFE
ETIQUETAS: Brasil | Estados Unidos | Israel | Política
Jorge Puente Blanco | [email protected] |

Es la mejor calificación para el triunfo electoral en Brasil, a corto o largo plazo, similar a la experiencia alemana.

El pueblo acompañó al líder ciegamente, incluso, para la guerra, con la premisa de la superioridad germánica.

Constituye la verdad como un templo, el resultado está a la vista.

Algo similar ocurre en el país carioca, con una extensión enorme, gran riqueza por explotar y población numerosa.

Un nuevo líder también producto de los cuarteles. Sus lemas, Brasil por encima de todo. Dios por encima de todos.

Para su gobierno anuncia reducir la deuda pública con privatizaciones y concesiones, crear un sistema de jubilación y capitalización, redistribuir la carga tributaria, flexibilizar el porte de armas, protección jurídica para la policía, caracterizar de terrorismo la invasión de tierras y propiedades, dejar de encomiar las democracias populares y mejorar relaciones con Estados Unidos e Israel.

VEA TAMBIÉN:Enmienda De Concini

En resumen, más impopular no puede anunciarse en competencia con el gobernante norteamericano.

Su rival electoral pide no tener miedo ante esta realidad.

Puede desatarse algo peor, terror.

Estas medidas no pueden ser más amenazantes y graves para la población mayoritaria del país.

Las contradicciones actuales en la política de todo tipo se multiplicarán, con ropa civil se regresan los tiempos duros.

También muchos aspectos se proyectarán en el continente y fuera de él.

A nivel mundial esta proyección complica aún más la problemática de las relaciones internacionales, incluyendo sus consecuencias.

VEA TAMBIÉN: 'Los pros y los contras', de asesinar a un periodista

Internamente el Partido de los Trabajadores, sindicatos, instituciones afines y otras que surgirán, enfrentarán grandes dificultades ante este panorama.

Volveremos a los tiempos del fascismo, con otro disfraz, la presencia de China cada día es más elocuente, el genocidio en Siria, Palestina, y otras latitudes continúa; las divergencias en América Latina se acentúan, no hay mucho qué esperar en la próxima reunión anunciada para Francia, entre Moscú y Washington. En Naciones Unidas, menos.

No se repetirá el espectáculo Moscú-Berlín de la Segunda Guerra Mundial, sería realmente espantoso, hay condiciones y situaciones diferentes, también no dejan de ser parecidas, empero, el resultado no puede ser el mismo, similares las causas y los peligros.

Dios, por encima de todos, proclama el próximo gobernante brasileño, ojalá sea verdad, el problema es la interpretación de cada cual, las tribunas cambian, los que no se comportan igual son los personajes, parece no haber mucha comprensión, además de un desenlace imprevisible.

Tampoco en Roma escampa, definitivamente el mundo es inconcebible, al mismo tiempo, iconoclasta.

Arquitecto y escritor.