Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
nytimesinternationalweekly - 14/2/20 - 06:00 AM

Seke: un idioma poco común que quieren salvar

En Nueva York, los hablantes nativos tienden a trabajar largas horas sin tiempo para enseñar el idioma a sus hijos.

Los nepaleses jóvenes muestran poco interés en aprender a hablar seke. Foto / Diana Zeyneb Alhindawi para The New York Times.
  • Kimiko de Freytas-Tamura

El edificio de departamentos, en Brooklyn, es un hervidero de nacionalidades. Una mujer paquistaní entró al elevador una tarde reciente, mientras una enfermera nepalesa y el conserje, un hombre de Jamaica, la siguieron.

Distaba mucho de ser una escena inusual en Nueva York, una de las ciudades más diversas del mundo. Pero este edificio de ladrillo y siete pisos también es hogar de algunos de los últimos hablantes de un idioma poco común y no escrito de Nepal, que los lingüistas temen podría desaparecer en el curso de una generación.

VEA TAMBIÉN: Usan apellido Gandhi para promover una ley

El idioma, seke, es hablado en tan sólo cinco aldeas en una parte de Nepal llamada Mustang, cerca de la frontera con Tíbet.

Hay alrededor de 700 hablantes de seke en el mundo, de acuerdo con un estudio reciente de la Alianza de Idiomas en Peligro, una organización con sede en Nueva York dedicada a preservar idiomas poco comunes en la ciudad. De esos 700, poco más de 100 están en Nueva York y casi la mitad de ellos vive en el edificio de departamentos.

Yo vivo en el quinto piso. Mi tío vive en el segundo. Mis primos viven en el sexto y un amigo de la familia vive en el primero, dijo Rasmina Gurung, de 21 años, quien llegó a NY hace ocho años originaria de Chuksang, una de las cuatro aldeas en Nepal donde se habla seke.

Ross Perlin, uno de los directores de la alianza, dijo que preservar la diversidad lingüística era una cuestión de justicia. Los idiomas no están sufriendo una muerte natural, dijo. Están desapareciendo porque las personas han sido marginadas y presionadas y se les ha hecho sentir mal por hablar su idioma.

VEA TAMBIÉN: Los emoglifos son la nueva tendencia, una mezcla de jeroglíficos y emojis

Muchos de los hablantes de seke eran cultivadores de manzana que abandonaron su aldea después de que inviernos más crudos y lluvia errática relacionados con el cambio climático volvió difícil ganarse la vida.

Nawang Gurung, un traductor con sede en Nueva York sin parentesco con Rasmina Gurung, dijo que se hablan más de 100 idiomas tibetobirmanos, pero no son reconocidos por el gobierno nepalés.

Otros factores también están causando la muerte del seke, dijo. En Nueva York, los hablantes nativos tienden a trabajar largas horas sin tiempo para enseñar el idioma a sus hijos.

Los hablantes más jóvenes de seke prefieren aprender idiomas más comunes como español o mandarín. Dicen, ‘¿qué caso tiene aprender el idioma cuando no hay uso para él en el futuro?, dijo Gurung.

VEA TAMBIÉN: Estados Unidos cierra sus puertas a gran parte de África

En lugar de ello, se está desarrollando un dialecto nuevo llamado ramaluk entre la diáspora nepalesa, dijo Gurung, que combina palabras del inglés, nepalés, hindi y algo de seke.

Aún así, tenía la esperanza de que los hablantes de seke en Nueva York pudieran ayudar a preservar el idioma un poco más de tiempo porque estaban prácticamente juntos. Allá toma dos días a caballo y muchas horas de caminar para llegar a una aldea. Aquí toma sólo dos paradas del metro, dijo.