Gracias por ser parte de nuestra audienciaQueremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.Regístrate aquí¿Ya estás registrado? Inicia sesión
nytimesinternationalweekly - 25/1/20 - 12:00 PM

Los trenes nocturnos son la nueva competencia para los hoteles

Los trenes de Nightjet tienen vagones con asientos, coches con literas estilo hostal juvenil con cabida para cuatro a seis personas, coches-cama con llaves de tarjeta estilo hotel y ropa de cama suave, y camarotes privados con baño.

Pasajeros conviven en el pasillo del vagón dormitorio disfrutando bebidas en el Nightjet. Foto / Maxim Babenko para The New York Times.
  • Palko Karasz

Una mañana de noviembre, mientras Venecia despertaba con un Sol brillante, aparecieron los pasajeros de tren en la Estación Santa Lucía, justo frente al Gran Canal.

Había parejas, como Natalia Goia, de 28 años, y Maximiliano Amestoy, de 33 años, de Uruguay. Habían salido de Viena la noche anterior, durmiendo en un compartimento con asientos reclinables, y estaban listos para explorar Venecia antes de que la mayoría de los visitantes hubiera siquiera terminado su desayuno.

VEA TAMBIÉN: Italianos tienen una guerra de galletas para saber cuál es la mejor

Dormimos mucho, comentó Goia, complacida con el recorrido de 11 horas que los llevó por los Alpes austriacos. Cambiaron una noche en un hotel costoso en Venecia por el boleto más barato en el tren.

La conexión nocturna con Venecia figura entre un creciente número de destinos que ofrece ÖBB, la paraestatal ferroviaria de Austria, bajo la marca Nightjet. Mientras operadores de toda Europa desestimaban los trenes nocturnos como poco rentables y cerraban servicios, ÖBB amplió su red, generando interrogantes respecto a cómo lo logró exactamente.

A veces, tienes suerte, dijo Andreas Matthä, el director general de la compañía.

En el 2016, cuando la compañía alemana Deutsche Bahn, batallando para recortar costos, decidió poner fin a los servicios nocturnos, Austria enfrentó la decisión de invertir en locomotoras y vagones caros y seguir atendiendo a un mercado de nicho, o enfocarse en los servicios diurnos, señaló Matthä.

VEA TAMBIÉN: Decae el producto ‘picoso de Nuevo México, debido a la sequía

ÖBB decidió quedarse a cargo de las rutas más lucrativas de Deutsche Bahn, al adquirir coches dormitorio de segunda mano que, aunque más nuevos que los suyos, se habían vuelto obsoletos.

El número de pasajeros se ha duplicado desde que Nightjet comenzó a operar en el 2016, y ÖBB indicó que trasladó a 1.4 millones de personas en el servicio el año pasado.

Luego de que la activista climática Greta Thunberg navegó el Océano Atlántico en aguas traicioneras para evitar tomar un vuelo a una reunión de la ONU en Nueva York el verano pasado, muchos viajeros en Europa prometieron no volar, o al menos dejar de tomar vuelos cortos, optando por trenes y autobuses.

Los trenes de Nightjet tienen vagones con asientos, coches con literas estilo hostal juvenil con cabida para cuatro a seis personas, coches-cama con llaves de tarjeta estilo hotel y ropa de cama suave, y camarotes privados con baño.

Los precios por viaje sencillo a Venecia van desde los 29.90 euros (33 dólares), aún competitivos con las tarifas aéreas, pero pueden subir rápidamente a más de 100 euros por un camarote compartido con otras dos personas.

VEA TAMBIÉN: Intentan acabar con la tradición de cazar aves ilegalmente

El año pasado, ÖBB inició la producción de unos 375 millones de euros en locomotoras y vagones de Siemens, incluyendo 13 trenes nocturnos con un diseño que incluye cabinas para dormir individuales. Esa medida introducirá los primeros trenes nocturnos en Europa desde que Caledonian Sleeper, que conecta a Londres con Escocia, lanzó vagones nuevos el año pasado.

La compañía ya opera trenes de pasajeros internacionales en 14 países y trenes de carga en más de 18. Este mes, Nightjet se estará ampliando para ofrecer rutas dos veces por semana a Bruselas, y ÖBB tiene planes para Ámsterdam en el 2021.