Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
nytimesinternationalweekly - 23/5/20 - 12:00 PM

Indigentes se ven afectados por la pandemia

Las imágenes de ellos tirados en los vagones prácticamente vacíos se han convertido en símbolos impresionantes de la precaria condición de la ciudad.

Con un desplome en los usuarios del metro de NY, los vagones son un refugio para los indigentes. Foto / Victor J. Blue para The New York Times.
  • Nikita Stewart 
y Nate Schweber

Cada tren que llegó a la última parada en el Bronx a altas horas de una noche tenía, a lo mucho, un par de docenas de pasajeros. Y la mitad de ellos no tenía intención de bajarse.

Poco después de las 22:30 horas, una trabajadora de transporte se inclinó hacia un hombre que estaba desplomado en un asiento. “¡Despierta!”, gritó la mujer.

El hombre ni se inmutó. Otro trabajador tuvo que golpear un barandal con una herramienta de metal para lograr que se pusiera de pie.

VEA TAMBIÉN: El virus complica un futuro más verde

El hombre, que solo se identificó como Victor C., dijo en una entrevista en la plataforma que quedarse en el tren era un motivo de orgullo: “Gente que no quiere ser una carga para su familia y que no quiere contar con el Gobierno.

“Lo que funciona para usted puede no funcionar para mí”, agregó.

Generaciones de indigentes han utilizado el metro de la ciudad de Nueva York como protección contra las inclemencias del tiempo y un lugar para dormir a medias.

Pero con poco acceso a regaderas o atención médica, se han convertido en un peligro para la salud durante la pandemia del coronavirus. Y con el número de pasajeros habiéndose desplomado un 92 por ciento, las imágenes de ellos tirados en los vagones prácticamente vacíos se han convertido en símbolos impresionantes de la precaria condición de la ciudad.

Así que el 30 de abril, el gobernador Andrew M. Cuomo, el alcalde Bill de Blasio y los funcionarios de transporte llegaron a un consenso: poner la ciudad en vías de una reapertura y restaurar la confianza pública en el transporte público requería un paso extraordinario.

VEA TAMBIÉN: Israel opta por advertir antes de bombardear

Ahora, un sistema de metro famoso por no cerrar nunca deja de funcionar todas las noches durante la pandemia de la 1:00 a las 5:00 horas para una limpieza intensiva.

Cuomo y De Blasio dijeron que trabajarían para ayudar a quienes no tienen hogar a encontrar refugio.

Los trabajadores de transporte y otros dijeron que creían que había más indigentes en el metro hoy porque otros lugares de reunión pública habían cerrado y porque temían precisamente a los lugares donde los funcionarios quieren que vayan.

En los refugios donde los adultos duermen a una distancia entre sí, parece no haber escapatoria del virus . Más de 60 personas sin hogar han muerto en el brote.

Al mismo tiempo, casi 100 empleados de la Autoridad Metropolitana de Transporte han muerto.

VEA TAMBIÉN: Pasatiempos antiguos ayudan a distraer la mente en cuarentena

Victor C., el hombre bajado del metro, dijo que comenzó a vivir allí hace unos cinco años después de la muerte de su madre. Dijo que trabajó en la construcción y se negaba a ingresar al sistema de refugios. “No recibes la ayuda que necesitas”, dijo.

Y no tenía intención de ir a un refugio ahora. Después de ser echado del tren, esperó 20 minutos y luego subió a un vagón que se dirigía hacia Manhattan.

Compra rápido, fácil y seguro