Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
nytimesinternationalweekly - 25/3/20 - 12:00 PM

Conciertos virtuales en época de crisis

El brote de coronavirus obligó a la Orquesta Sinfónica de Shanghai a cancelar todos sus conciertos en febrero y marzo y dejó a sus músicos trabajando desde casa, así que comenzaron a subir clases magistrales en su página WeChat,

Un cuarteto de cuerdas tocó el 2 de marzo en una vacía casa de ópera la Fenice, en Venecia; el concierto fue transmitido en vivo vía YouTube.
  • Michael Cooper y Alex Marshall

La Fenice, la ornamentada casa de la ópera de Venecia, ha sobrevivido a inundaciones y ha sido reconstruida después de incendios devastadores. Así que estaba resuelta a seguir adelante después de que el coronavirus la obligara a cancelar sus funciones: el 2 de marzo, un cuarteto de cuerdas se reunió en el recinto vacío y extrañamente silencioso y tocó Beethoven, transmitiendo el concierto en línea y ganando una ovación de emojis de aplauso.

Fortunato Ortombina, gerente general de la compañía, dijo que el concierto virtual tenía la intención de enviar un mensaje: Todavía tocamos en este lugar.

VEA TAMBIÉN: Confrontan vandalismo antisemita

Si bien el coronavirus ha cobrado un precio alto al mundo de las artes en términos de lugares cerrados y eventos cancelados, también ha estimulado una gran cantidad de creatividad tipo el show tiene que continuar en algunas de las áreas más afectadas, al tiempo que artistas y organizaciones intentan adaptarse.

El brote obligó a la Orquesta Sinfónica de Shanghai a cancelar todos sus conciertos en febrero y marzo y dejó a sus músicos trabajando desde casa, así que comenzaron a subir clases magistrales en su página WeChat, junto con videos informales que muestran a los músicos practicando en casa y listas de reproducción diseñadas para ayudar a las personas en cuarentena a combatir el aburrimiento en casa.

Con todo mundo quedándose en casa tanto tiempo, pensamos en hacer algo para los jóvenes, para los estudiantes interesados en aprender a tocar instrumentos musicales, dijo Hao Jie, el trombonista principal de la orquesta.

Los videos han demostrado ser populares, con cientos de miles de visitas. A la gente le encanta, dijo.

VEA TAMBIÉN: El skatebording es relegado a las sombras de la sociedad

El mundo del pop también se resiente. Cuando las superestrellas del K-pop BTS lanzaron su álbum más reciente el mes pasado, el brote los obligó a reconsiderar la conferencia de prensa que estaban planeando. Hemos decidido llevar a cabo la conferencia de prensa sin ningún miembro de la prensa, anunciaron antes de transmitirla en vivo en línea.

En Suiza, una función de Salomé, la ópera de Richard Strauss, en el Teatro de Lucerna casi fue cancelada después de que la Orquesta Sinfónica de Lucerna recibió la orden de permanecer en cuarentena. El teatro buscó un pianista solista para que tocara una reducción de piano de la compleja partitura, que fue escrita para uno de los ensambles más grandes en la ópera y que a menudo es interpretada por más de 100 músicos. Teníamos una casa con entradas agotadas, así que me llamaron esa mañana a las 9:00 horas para pedirme que tocara, recordó Valeria Polunina, directora del personal de música.

Polunina conocía bien la partitura de piano, pero temía no poder hacerle justicia para esa noche.

Fue una aventura, dijo, estimando que tocó el piano más de 10 horas seguidas ese día entre su práctica de todo el día y la función esa noche. Hubo localidades agotadas y estaban muy agradecidos, en vista de todo lo cancelado.

Incluso la televisión se está adaptando al coronavirus. En muchos programas, se ha prescindido del público en vivo. En China, un reality show musical llamado Singer que solía presentar a artistas ante una audiencia en vivo y un panel de jueces recientemente transmitió un episodio en el que los jueces y otros concursantes participaron desde su casa, informó la BBC. Y algunos programas de entrevistas se están transmitiendo desde casa.

VEA TAMBIÉN: Resurge lucha por la seguridad en fábricas de Bangladesh

En Venecia, donde el Quartetto Dafne, compuesto por miembros de la orquesta de la ópera, tocó Beethoven y Borodin ante filas de butacas vacías en el auditorio rococó de La Fenice para transmitirse en línea, fue inquietante ver a los músicos entrar en silencio y hacer una reverencia en silencio.

Ortombina dijo que su mayor temor era perder la relación del teatro con su público.

Cuando cierras una noche con localidades agotadas es un desastre musical, económica y humanamente, dijo.