Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Nación - 15/1/17 - 10:00 AM

Usuarios: buses piratas, un mal muy necesario

El motivo es que los buses piratas se han convertido en un mal necesario ante el pésimo servicio que cada día ofrece a los usuarios el sistema de Mi Bus.

Pese a que existe fecha de cumpleaños para poner fin al sistema del transporte alternativo en las zonas urbanas de Panamá y San Miguelito, conocido como buses piratas, para los usuarios, esta es una promesa más del Gobierno que no será posible cumplirse.

 

El motivo es que los buses piratas se han convertido en un mal necesario ante el pésimo servicio que cada día ofrece a los usuarios el sistema de Mi Bus.

 

Hace cuatro meses, cuanto el Estado adquirió el 100% de las acciones de MiBus, por medio de la estatal empresa Transporte Masivo de Panamá S.A, el presidente Juan Carlos Varela anunció que en un año  sería el fin de los busitos piratas.

 

Franklin Carles,  representante de los usuarios en la junta directiva de la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT), reconoció que en estos momentos, sin la existencia de los buses piratas sería imposible movilizarse en las zonas urbanas de Panamá y San Miguelito.

 

Indica que esto es producto del mal estado en que se encuentran las unidades de MiBus.

 

Precisamente, en el momento en que concedía la entrevista a Panamá América, Carles viajaba en una unidad de MiBus, en la que  pudo captar asientos en mal estado que constituyen un peligro para los usuarios.

 

A ello se suma los problemas de frecuencia que obligan a las usuarios a recurrir a los informales transportes piratas.

 

El Gobierno compró las acciones de MiBus por $260.7  millones y se comprometió a la compra de 400 buses adicionales, con una inversión de $40 millones.

 

Carles informó que la junta directiva de la ATTT aprobó la compra de las nuevas unidades de buses con capacidad para 35, 60 y hasta 80 pasajeros.

 

Se trata de unidades de transporte más chicas a las actuales que tiene MiBus, para poder entrar a comunidades en donde las calles son más estrechas.

 

Mientras los trámites continúan para la compra de estas unidades, los usuarios siguen esperando el cumplimiento de la promesa para que haya un mejor sistema de transporte público.