Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Nación - 24/7/17 - 12:00 PM

Sífilis congénita persiste en Panamá

La enfermedad conocida como sífilis congénita no debería existir en Panamá debido a que su tratamiento no es costoso y las madres deberían detectarlo a tiempo.

  • Redacción / @PanamaAmerica

Panamá reporta un incremento importante de casos de sífilis congénita, pasando de 0.2 casos por 1000 nacidos vivos en 2009 a 1.9 en 2016, es decir, 10 veces más.

 

Este repunte significativo en las estadísticas mantiene preocupada a la Sociedad Panameña de Salud Pública, porque la sífilis congénita es una enfermedad grave transmitida de madre a hijo durante el embarazo, fácilmente eliminada con un adecuado control prenatal durante el embarazo.

 

Durante el 2016, según las cifras del Ministerio de Salud, se reportaron un total de 141 casos confirmados en todo el país; siendo Bocas del Toro la provincia con la tasa más alta: 33 casos (7.7 casos por 1000 nacidos vivos); seguido de la Comarca Ngabe Buglé: 21 casos (3.4 casos por 1000 nacidos vivos); Mientras que en la Región Metropolitana de Panamá se contabilizaron 19 pacientes (1.4 casos por 1000 nacidos vivos).

 

Eddy Cabrera, médico epidemiólogo de la Caja del Seguro Social, señaló que el mayor esfuerzo debe enfocar en la atención primaria; toda vez que el tratamiento para la sífilis congénita tiene un costo aproximado de 5 dólares por paciente. Mientras, que atender a una persona enferma representa un gasto enorme para el sistema de salud. 

 

Un adecuado control prenatal no solo previene sífilis en el recién nacido, sino que sirve para controlar otras enfermedades en la mujer embarazada, reduce riesgos en el parto y da mejores condiciones para un buen inicio de la vida a los recién nacidos,  sostuvo el Dr. Cabrera.

 

El infectólogo pediatra Xavier Sáez Llorens explicó que existe falta de prevención y de educación sexual. Para Sáez Llorens es un tema que urge atacarlo de manera frontal, advirtiendo que el impacto que puede tener la sífilis en la salud materna, como en el niño o niña, representa consecuencias enormes.

 

Para el director del programa de salud sexual del MINSA Dr. Raúl Bravo, el aumento de casos de sífilis es un problema de salud; originado por la falta de tratamiento, seguimiento, barreras culturales en zonas de difícil acceso lo que aumenta el riesgo en estas regiones apartadas.

 

Sífilis congénita es una de las enfermedades más evitables, señaló el Dr Claude Betts, presidente de la Sociedad Panameña de Salud Pública, quien además detalló que la prevención de estos casos, con un adecuado control prenatal.