Nación - 19/2/19 - 12:00 AM

Histórica etapa en la Iglesia

Esperan que el encuentro sirva para que todos en la Iglesia tomen conciencia de la responsabilidad que tienen de evitar los abusos y de actuar con transparencia contra quienes incurran en estas faltas.

Jerarquía de la Iglesia hablará sobre los casos de abuso. EFE
Ciudad del Vaticano | EFE | @Panamaamerica

La histórica reunión sobre los abusos a menores por parte del clero en la que se dará cita la jerarquía católica del 21 al 24 de febrero en el Vaticano será "un punto de inflexión" para la Iglesia, según se explicó durante su presentación a la prensa.

Uno de los miembros del comité organizador de esta reunión, el arzobispo de Chicago (Estados Unidos), Blase J. Cupich, declaró que la reunión será "un momento crucial" y "un punto de inflexión" en la Iglesia para que tome conciencia de su responsabilidad.

Agregó que no hay que "hinchar" las expectativas de lo que se conseguirá, porque no se va a acabar con los abusos en tres días, pero que "hay que centrarse en esta primera tarea".

Agregó que durante los cuatro días se tiene que insistir en la "responsabilidad de los obispos" y en la "transparencia", y que al volver a casa todos los participantes se den cuenta de que están "ante una encrucijada".

Por su parte, el también miembro del comité organizador y secretario adjunto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el maltés Charles Scicluna, subrayó la necesidad de que "se rompa con el código de silencio, con la complicidad y con la negación, porque la vedad es lo que cuenta".

El moderador de la reunión, el exportavoz vaticano Padre Lombardi, también dio los números y el programa de esta inédita reunión, en la que participarán unas 190 personas, entre ellas 114 presidentes de Conferencias Episcopales de todo el mundo, diez representantes de las congregaciones masculinas y diez de las femeninas, los jefes de varios dicasterios (ministerios vaticanos) y expertos.

La cumbre será precedida por una reunión que el comité organizador mantendrá con un grupo de una docena de víctimas, entre ellas Miguel Hurtado, quien denunció al monje de Montserrat, Andreu Soler, así como el chileno Juan Cruz, entre otros.

Algunas víctimas, de las que el Vaticano no ha querido facilitar ni número ni nombre por privacidad, también participarán en estos días en las reuniones.

La reunión comenzará con algunos videos de los encuentros que los presidentes de las conferencias episcopales han mantenido con algunas víctimas durante estos días, aunque no se facilitó el dato de cuántos han mantenido reuniones con los supervivientes.

La cumbre comenzará el 21 con unas palabras del papa y después intervendrán cada día los relatores -serán diez en total-, entre ellos tres mujeres, la periodista mexicana Valentina Alazraki, que hablará de la importancia de la comunicación; la monja nigeriana Verónica Openibo y la subsecretaria del dicasterio para los Laicos, Familia y Vida, Linda Ghisoni.

Por la tarde, se formarán grupos para analizar las experiencias de cada cultura en casos de abusos.

El primer día estará dedicado al tema de la responsabilidad de los obispos en casos de abusos; en el segundo se abordará la rendición de cuentas por parte de cada uno de los miembros de la Iglesia, y la tercera jornada estará dedicada a la responsabilidad.

Como ya se había adelantado, de esta reunión no saldrá ningún documento, ya que lo que se pretende es una mayor conciencia del problema.

Pero el comité organizador continuará el seguimiento del tema tras la celebración de la reunión.

El papa Francisco afirmó en Twitter que quiere que el encuentro sobre la protección de los menores en la Iglesia sea un "acto de fuerte responsabilidad pastoral ante un desafío urgente de nuestro tiempo".

Las palabras de conclusión de Francisco se escucharán durante la misa al final de la reunión que se celebrará en la Sala Regia del palacio apostólico.


El papa Francisco absolvió al poeta y sacerdote Ernesto Cardenal "de todas las censuras canónicas", luego de 35 años de sanción, informó este lunes la Nunciatura Apostólica en Nicaragua. "El santo padre ha concedido con benevolencia la absolución de todas las censuras canónicas impuestas al padre Ernesto Cardenal", señaló la Nunciatura.Cardenal, uno de los autores vivos más importantes de Latinoamérica, fue suspendido "A divinis" por el papa Juan Pablo II en 1984 por formar parte, en aquella época, del Gobierno sandinista en Nicaragua, lo que le impidió celebrar misas y administrar sacramentos.Una imagen entre ambos personajes le dio la vuelta al mundo en marzo de 1983, cuando Juan Pablo II reprendió públicamente a Cardenal, que lo saludó de rodillas, en el Aeropuerto Internacional de Managua, por militancia política.

Empieza y termina el día informado.

Regístrate para recibir nuestro Boletín del día.