Has completado el acceso a las 10 notas permitidas por mes calendario, si no tienes una cuenta te invitamos a crearla para que sigas disfrutando del contenido ilimitado de nuestra red de portales informativos.

Te recordamos, no tiene costo.
  • Crear cuenta
Epasa
×
Has leído de 10 notas
permitidas de este mes.
Registrate
y accede al contenido ilimitado de nuestros sitios,
sin costo alguno.
Siguiente: Confabulario
Nación - 16/5/18 - 12:00 AM

Ambientalistas abogan por mayor sanción para los delitos ecológicos

Hay quienes proponen que una sanción para los que incurran en delitos contra la vida silvestre sea trabajo comunitario y no días multa, como ocurre actualmente.

Voces ambientalistas coinciden en que es justo y necesario que se intensifiquen las sanciones
Belys Toribio | Estudiante de Periodismo | @PanamaAmerica

Todos los delitos contra la ecología son graves, pero los que pueden ocasionar un perjuicio más considerable son los delitos contra la vida silvestre en los que se pone en peligro especies que están a punto de desaparecer.

Con los recientes casos de delitos ambientales las voces ambientalistas coinciden en que es justo y necesario que se intensifiquen las sanciones a las personas que incurran en los delitos de extracción de recursos o especies de la vida silvestre, además de proponer proyectos de ley que endurezcan las penas.

Las sanciones actualmente no son lo suficiente fuertes o severas, lo que provoca que los infractores paguen pequeñas multas y continúen violando la ley.

El Código Penal contempla que las personas que incurran en delito en perjuicio de la vida silvestre pueden ir de 2 a 4 años de prisión y aumentar según incurra en alguna agravante previamente establecida. Sin embargo, esta medida es remplazada en algunos casos por días multa, mas no por trabajo comunitario.

VEA TAMBIÉN: Dolor lumbar, uno de los males más comunes entre los panameños

Hay quienes proponen que una sanción para los que incurran en esta acción debe ser trabajo comunitario y no días multa, pero un trabajo comunitario complementado con educación, de la mano del Ministerio de Ambiente, y sobre todo que la persona lleve un distintivo que indique que está llevando a cabo ese trabajo porque incurrió en un delito. Así lo cree la directora ejecutiva de Audubon Panamá, Rosabel Miró.

Miró advierte que el adoptar la disposición de utilizar un distintivo sería una medida de escarnio para que les sirva a todos de ejemplo, que la única forma de vivir es no cometiendo delitos de ninguna índole y menos ecológico.

Según datos estadísticos del Ministerio Público, de enero a marzo del año en curso se han registrado 5 casos de delitos ecológicos en la modalidad de extracción de recursos o especies de la vida silvestre, acuática o terrestre protegidas o en peligro de extinción.

Recientemente se dio el caso de un individuo que intentaba vender pericos en la vía Panamericana en Chepo, el infractor fue detenido por delito ecológico en la modalidad de tráfico de vida silvestre, el mismo deberá enfrentar al Ministerio Público.

El caso de los pericos no es el único, en el 2017 una persona fue aprehendida por la policía ecológica con posesión de ocho iguanas verdes y un ejemplar de capibara. Se le dictó 150 días multa.

Otra de las especies más extraída de su hábitat es la tortuga carey, muy buscada por su comercialización ilegal de carne y huevos.

Son el jaguar, el venado coliblanco, la rana dorada, el mono ardilla, el macho de monte y el manatí algunas de las especies protegidas y en vía de extinción que se encuentran en el territorio nacional, según datos del Ministerio de Ambiente.

Es necesario que la ciudadanía coopere y sea consciente de que existe un problema, y que si tienen conocimiento, interpongan las denuncias ante las autoridades pertinentes.

Datos
Pena de 2 a 4 años de prisión
Sentencia que por lo general es cambiada por días multa.
Caza furtiva
Uno de los delitos ecológicos más comunes en Panamá.
Esta modalidad es empleada para el comercio de carne de especies exóticas, y no se respeta las especies protegidas, tampoco los periodos de veda, el límite de presas según la especie, áreas de restricción y los métodos de captura prohibidos.
Tráfico ilegal
La comercialización ilegal de especies también es un delito que atenta contra la vida silvestre.
Panamá, por ser un puente de tránsito, es estratégico para la comercialización y tráfico ilegal de especies.