Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Mundo - 28/11/18 - 11:30 AM

Niño argentino con autismo hace reflexionar al papa Francisco sobre la libertad

La familia vive en Verona y viajó a Roma solo para la audiencia general del miércoles. Wirth dijo que Wenzel estaba cansado tras el largo viaje y la espera para ver a Francisco y claramente necesitaba correr.

"No estaba previsto”, apuntó añadiendo que cuando le dijeron a Wenzel que iban a ir a ver al papa el niño se mostró claramente contento con la propuesta. FOTO/EFE
  • Ciudad del Vaticano/AP

El papa Francisco alabó la libertad, aunque indisciplinada, de un niño discapacitado que subió al escenario para jugar durante su audiencia general.

La Guardia Suiza y los gendarmes de Vaticano se mantuvieron en sus puestos y dejaron que Wenzel Wirth, de 6 años, corriera alrededor del pontífice mientras los sacerdotes leían su lección de catecismo en varios idiomas en la sala de audiencias Pablo VI.

En un momento dado, la madre del niño, que es argentina-italiana, subió al escenario para bajarlo y le explicó al Francisco que el pequeño no podía hablar. El pontífice le respondió Déjelo estar, déjelo estar, así que se retiró y dejó que Wenzel siguiese jugando.
 

VEA TAMBIÉN: Fuertes críticas a la decoración navideña de la primera dama Melania Trump

Cuando Francisco tomó el micrófono, explicó en español a los asistentes que el pequeño tenía problemas para hablar pero sabe cómo comunicarse, cómo expresarse.

"Y tiene algo que me hizo pensar: es libre. Indisciplinadamente libre, pero es libre, dijo el pontífice riéndose ante el aplauso de los presentes. Me hizo pensar ‘¿Soy yo tan libre ante Dios?.

"Cuando Jesús dice que tenemos que ser como niños, significa que tenemos que tener la libertad que tiene un niño ante su padre, continuó el papa. "Creo que este niño nos da una lección a todos. Y nos hace que pidamos la gracia del habla (para él).

El padre del niño, Ariel Wirth, dijo que Wenzel sufre problemas de comportamiento además de limitaciones en el habla, y que en su casa la familia deja que se exprese lo mejor que pueda.

"Intentamos dejarlo ser libre. Él tiene que expresarse y nosotros vivimos sin esconder sus problemas, explicó.

VEA TAMBIÉN: Viuda e hijo de Pablo Escobar son procesados por la Justicia de Argentina

La familia vive en Verona y viajó a Roma solo para la audiencia general del miércoles. Wirth dijo que Wenzel estaba cansado tras el largo viaje y la espera para ver a Francisco y claramente necesitaba correr.

"No estaba previsto, apuntó añadiendo que cuando le dijeron a Wenzel que iban a ir a ver al papa el niño se mostró claramente contento con la propuesta.

"Cuando Jesús dice que tenemos que ser como niños, significa que tenemos que tener la libertad que tiene un niño ante su padre”, continuó el papa. "Creo que este niño nos da una lección a todos. Y nos hace que pidamos la gracia del habla (para él)”.