Has completado el acceso a las 10 notas permitidas por mes calendario, si no tienes una cuenta te invitamos a crearla para que sigas disfrutando del contenido ilimitado de nuestra red de portales informativos.

Te recordamos, no tiene costo.
  • Crear cuenta
Epasa
×
Has leído de 10 notas
permitidas de este mes.
Registrate
y accede al contenido ilimitado de nuestros sitios,
sin costo alguno.
Life Style - 26/12/17 - 01:15 PM

Evita que los pensamientos se adueñen de tí

Tratar de pensar las cosas 50 veces puede ser una manera de tratar de controlar todo; para así cubrir cualquier evento en el que no quieres correr un riesgo, cometer un error, una falla o parecer como un tonto.

ETIQUETAS: Pensar | Personas | Demasiado | Problemas |

Redacción @PanamaAmerica

Hay personas que piensan en exceso a todo  y le dan vuelta a cada pequeño problema hasta que se vuelve más grande o  pierde la perspectiva positiva. 

 

Ahora bien, el hecho de pensar bien las cosas puede ser una gran cualidad, por supuesto. Pero ser una persona que re-piensa todo el tiempo, puede terminar convirtiéndose en alguien se auto-sabotea las cosas buenas que le puedan suceder. 

 

Para evitar pensar tanto en determinadas o todas las cosas, toma en consideración las siguientes recomendaciones:  

 

VER TAMBIÉN Meditación, viviendo la experiencia búdica en Panamá

 

Perspectiva más amplia.

 

Es muy fácil caer en la trampa de pensar demasiado las cosas que tienen pequeña importancia en la vida. Así que cuando estés pensando y pensando en algo pregúntate a ti mismo:

¿Esto importará en 5 años más? ¿O incluso en 5 semanas más?.

 

Establecer plazos cortos para las decisiones.

 

Aprende a actuar y a ser mejor en la toma de tus decisiones, mediante el establecimiento de plazos en tu vida diaria. No importa si se trata de una decisión más pequeña o una más grande.

 

Para las decisiones pequeñas, como ir a lavar los platos, responder a un correo electrónico o hacer ejercicio, date 30 segundos o menos para tomar una decisión,mientras que  para las más grandes toma  30 minutos o lo dejalo  para cuando termines tu jornada laboral.

 

Conviértete en una persona de acción.

 

Cuando sabes cómo tomar acciones día a día, postergas menos tus actividades porque ya no piensas demasiado.

 

Da pequeños pasos y centrarte en conseguir solamente una cosa a la vez, evitarás sentirte abrumado y aunque es posible que tengas miedo, si  tomas las cosas con calma paso a paso, el miedo no te paralizará.

 

No puedes controlar todo.

 

Tratar de pensar las cosas 50 veces puede ser una manera de tratar de controlar todo; para así cubrir cualquier evento en el que no quieres correr un riesgo, cometer un error, una falla o parecer como un tonto.

 

Pero esas cosas son parte de vivir una vida en la que realmente te sales de tu zona de confort. Toda persona que se puede admirar y ha vivido una vida que te inspira, ha fallado. Ellos han cometido errores.

 

Pero en la mayoría de los casos, estas personas también han visto estas cosas como experiencias que sirven para aprender. Muchas cosas que pueden parecer negativas les han enseñado mucho y han sido muy valiosas para ayudarlos a crecer.

 

Decir basta en situaciones no puedes pensar con claridad.

 

Cuando se tiene hambre o cuando se esta acostado a punto de dormir es cuando los pensamientos negativos atacan, es cuando debes poner un alto y decirte "No vamos a pensar en esto ahora"

 

No te pierdas en simples temores.

 

Otra trampa en la que se cae muchas veces, con el estimulo de  pensamientos excesivos, es perderse en  los miedos sobre situaciones específicas de la vida, la creación  de  escenarios de desastres imaginarios solo son parte de la mente que al final no son tan terribles, como se creía. 

 

Es por ello que debes encontrar la claridad, por lo general sólo toma unos pocos minutos, un poco de energía y te puede ahorrar un montón de tiempo y sufrimiento.

 

Haz ejercicio.

 

El ejercicio es bueno para mantener la mente ocupada, a la vez que trabajas tu cuerpo y audará a manejar todos esos pensamientos que te inaden. 

 

VER TAMBIÉN Armonía entre la mente y el cuerpo

 

Vive el presente

 

Evita pensar demaciado en lo que paso o esta por pasa, vive tu día a día, puedes reemplazar los momentos en que sueles pensar demasiado las cosas,  con momentos que estás viviendo. 

Tres maneras que utilizo a menudo para volverme a conectar con el presente son

 

Pasa más tiempo con gente que no piensa demasiado las cosas.

 

Tu entorno social juega un papel muy importante, y no sólo las personas y grupos cercanos tuyos en la vida real. Pero también lo que lees, escuchas y observas. Los blogs, libros, foros, películas, podcasts y música.

 

Así que piensa qué personas o fuentes hay en tu vida, cercanas o lejanas, que alientan y tienden a hacerte pensar demasiado. Y piensa también en las personas o las fuentes que tiene el efecto contrario sobre ti.

 

Encuentra maneras de gastar más tiempo en las personas y las fuentes que tienen un efecto positivo en tus pensamientos y menos en las influencias te hacen pensar demasiado.