Gracias por ser parte de nuestra audiencia Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos. Regístrate aquí ¿Ya estás registrado? Inicia sesión
Judicial - 14/6/19 - 06:00 PM

Tribunal de Apelaciones rechaza solicitud de querellantes de suspender depósito domiciliario a Ricardo Martinelli

Tribunal de Apelaciones rechaza solicitud de querellantes de suspender depósito domiciliario a Ricardo Martinelli. Foto: Panamá América.

El Tribunal de Apelaciones negó la petición de los querellantes y fiscales de suspender el beneficio de depósito domiciliario al expresidente Ricardo Martinelli luego que el pasado miércoles fuera excarcelado por el Tribunal de Juicio Oral en relación al caso de los pinchazos telefónicos.

Dicho tribunal también determinó que el expresidente Ricardo Martinelli podrá hablar de cualquier otro tema, pero no los vinculados al proceso. 

Es decir, que el exgobernante podrá dar todo tipo de declaraciones a los medios de comunicación, siempre y cuando estas no guarden relación con el caso de los pinchazos telefónicos. Sin embargo, se mantuvo la restricción de no acercarse a las víctimas o querellantes.

El Tribunal de Apelaciones permitirá al exmandatario poder usar sus redes sociales y expresarse libremente a través de esos medios, excepto hablar u opinar sobre el proceso que enfrenta.

Igualmente, el Tribunal de Apelaciones mantuvo el depósito domiciliario, mismo que fue ordenado el pasado miércoles 12 de junio tras permanecer un año bajo detención preventiva en la cárcel El Renacer.

En tato que el abogado Sidney Sittón, miembro del equipo legal de Ricardo Martinelli, manifestó que se trata de un revés contra el Ministerio Público y los querellantes. Añadió que están convencidos que ese juicio "se caerá estrepitosamente".

"Es una defensa sólida. Estamos convencidos que este juicio va a caer... el próximo lunes haremos delcaraciones importantes que van a derrumbar al testigo protegido", dijo Sindey Sittón.

Al respecto, el querellante Carlos Herrera Morán afirmó que existe peligro de fuga y solicitó a su vez que se revocaran las medidas a favor del imputado.

Por último, Carlos Carrillo, otro de sus abogados, sentenció que "no existe ninguna evidencia" sobre alguna "intención de fuga".